El abogado del cazador investigado por la muerte de un menor en una montería
El abogado del cazador investigado por la muerte de un menor en una montería - Vanessa Gómez
Sucesos

El juez rechaza investigar al organizador de la montería en la que murió un niño en Guillena

La defensa del único investigado en esta causa recurrirá esta decisión del instructor

SevillaActualizado:

El juez de Instrucción número 16 de Sevilla, que investiga la muerte de un niño de cuatro años de Écija tras recibir un disparo de forma accidental en una montería celebrada el pasado mes de enero en la finca La Lapa de Guillena y por la que hasta el momento sólo se investiga al cazador autor del tiro, ha rechazado ampliar la acusación a otros participantes de la cacería, como el organizador, el postor y el compañero de puesto del único encausado por homicidio imprudente.

Fuentes del caso han asegurado a ABC que el juez Juan Gutiérrez Casillas no ha estimado los argumentos esgrimidos por la acusación con respecto a la participación de estas personas en la muerte del menor y ha descartado, por el momento, ampliar la acusación a las mismas.

En este sentido, las citadas fuentes han indicado que la defensa de Luis A.G., que ejerce el abogado Carlos Martín, va a recurrir esta decisión del juez, principalmente, en lo referente a la figura del postor -la persona que coloca a cada cazador en su puesto- y al organizador de la montería.

La acusación considera que la actuación de estas dos personas en cuanto a la seguridad de esta actividad cinegética podría haber sido negligente, ya que, entre otras cuestiones, muchos puestos estaban doblados, es decir, había dos cazadores en un mismo puesto, algo que es ilegal. El propio cazador investigado no era el titular de su puesto.

Esta decisión del juez instructor se produce después de que en semanas anteriores la familia del menor de Écija pidiera al magistrado ampliar la acusación a otras tres personas

Los puestos doblados y otros indicios de actuaciones negligentes en otros actores de la montería llevaron a la representación procesal de la familia del menor a solicitar al instructor que ampliara la acusación. «Hay que limar las responsabilidades de cada actor en la muerte de un niño de cuatro años, ya sea por dejadez de funciones o por falta de vigilancia», indicó entonces la acusación.