La Guardia Civil ha recuperado móviles, quads, perfumes y dinero, entre otros objetos, a una red criminal
La Guardia Civil ha recuperado móviles, quads, perfumes y dinero, entre otros objetos, a una red criminal - ABC
Sucesos

Desarticulada una organización especializada en robos y hurtos en la provincia de Sevilla

Se han realizado registros en Sevilla, Maribáñez, Los Palacios, Dos Hermanas y Coria del Río, incautándose de móviles, quads, cajas fuertes y perfumes, entre otros objetos

SevillaActualizado:

La Guardia Civil de Sevilla ha detenido a trece personas por robar en empresas y establecimientos comerciales de la provincia de Sevilla de los que se llevaron presuntamente teléfonos móviles, productos de cosmética y dinero.

Según un comunicado de la Guardia Civil, tras diferentes denuncias por delitos contra el patrimonio, ocurridos en empresas y establecimientos comerciales de la provincia de Sevilla, se inició una investigación en septiembre de 2018.

El objeto de estos robos eran principalmente terminales de teléfonos móviles, productos de perfumería, cosmética y el dinero en metálico de las cajas.

La organización criminal actuaba con un patrón muy definido; en primer lugar, varios de sus componentes se desplazaban a una localidad fuera de la provincia de Sevilla, en la que sustraían un vehículo de alta gama.

Después se desplazaban a lugares previamente seleccionados de la provincia de Sevilla en los que robaban, principalmente en tiendas de alimentación, naves industriales, cooperativas y comercios de perfumería y telefonía.

Una vez identificados los integrantes de esta organización, se han realizado cinco registros en Sevilla, Maribáñez, Los Palacios, Dos Hermanas y Coria del Río, donde se ha intervenido una gran cantidad de teléfonos móviles, cajas fuertes, cascos de motocicletas, perfumes y dinero en efectivo, todo ello de procedencia ilícita.

Un inhibidor de frecuencia, utilizado para anular los sistemas de alarma de los establecimientos y varios vehículos tales como motos acuáticas, quads y motocicletas de cross, entre otros objetos.

Durante el registro de uno de los domicilios, se localizó también una plantación de 200 plantas de marihuana. Asimismo, los agentes han recuperado varios vehículos de gama alta que sustraían para usarlos en sus desplazamientos para cometer los robos.

Los detenidos, de edades comprendidas entre los 20 y 40 años, han sido puestos a disposición judicial y se ha decretado prisión provisional para cinco de los mismos, de los cuales, la mayoría tienen numerosos antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio.