La sensibilidad creada por casos como el del pequeño Gabriel en Almería contribuyeron a disparar los comentarios
La sensibilidad creada por casos como el del pequeño Gabriel en Almería contribuyeron a disparar los comentarios - EFE
MAIRENA DEL ALCOR

Alarma social en Mairena del Alcor por un posible intento de secuestro de un niño

Policía Local y Guardia Civil han investigado y concluyen que no hay indicios de ningún hecho similar

Mairena del AlcorActualizado:

La localidad de Mairena del Alcor ha pasado este miércoles en estado de alarma social por la proliferación de bulos en las redes sociales y en mensajes de teléfonos alusivos a personas que intentan secuestrar niños en la localidad. La situación llegó a tal punto que el Ayuntamiento emitió un comunicado llamando a la calma.

Tanto la Guardia Civil del puesto de los Alcores como la Jefatura de la Policía Local realizaron pesquisas y llegaron a la conclusión de que no había indicios sobre la comisión de algún hecho que pueda mover a alarma social ni a adoptar medidas excepcionales de vigilancia.

Todo comienza en el mensaje de audio transmitido en grupos de whatsapp por la madre de un menor de trece años. Según indica cuando su hijo salía de entrenar con el club deportivo La Barrera vio como desde un coche blanco alguien desconocido lo llamaba para que acudiera. La madre puso los hechos en conocimiento de la Policía mientras que su mensaje corría como la pólvora por los teléfonos móviles. Desde el club deportivo La Barrera, su presidente emitió un mensaje por este mismo servicio de mensajería a los grupos vinculado con el club y ante las insistentes llamadas de los padres. Con la intención de tranquilizarlos indicaba que los hechos ya estaban en conocimiento de la Policía Local y de la Guardia Civil y como medida de precaución y pedía a los padres que acompañaran a los hijos a la salida y entrada del entrenamiento. El presidente del club Sergio Jiménez, explica que no parece que haya motivo para la alarma puesto, pero que por responsabilidad y como medida de precaución hicieron ese llamamiento que también comenzó a circular masivamente. Incluso llegó fuera de la localidad. En Alcalá de Guadaíra por ejemplo se difundió atribuido a otro club deportivo de la localidad ya que en el mensaje original no se especificaba nombre por estar dirigido a grupos internos.

Mientras en las redes sociales los comentarios iban creciendo y en ocasiones creando alarma innecesaria, como es habitual en estos casos comenzaron a aparecer descripciones del vehículo, matrículas y a atribuir el caso de Mairena a autores que ya lo habían intentado en otras localidades, todo ello falso. La especial sensibilidad que han creado casos como el del pequeño Gabriel, en Almería hizo el resto para dar pábulo a comentarios que crearon una alarma innecesaria.