Domingo Salago, exalcalde de Espartinas por el PP y candidato por el GIES
Domingo Salago, exalcalde de Espartinas por el PP y candidato por el GIES - ABC

EspartinasEl GIES propone al PP gobernar «en alternancia» con Domingo Salado de alcalde los dos primeros años

En un escrito a la cúpula local y provincial del PP difundido por el partido del exalcalde popular se da cuenta de los contactos celebrados entre ambas formaciones

ABC
EspartinasActualizado:

El Grupo Independiente de Espartinas (GIES), cuyo candidato a la Alcaldía de dicha localidad sevillana es el exalcalde popular Domingo Salado, ha propuesto al PP, en el marco de las negociaciones promovidas de cara a la sesión de investidura del sábado, que el Gobierno alternativo propuesto por los populares para superar la mayoría simple del PSOE implique una «alternancia» en la Alcaldía, con los dos primeros años con Salado como primer edil y los dos siguientes con la popular María Helena Romero como regidora.

En un escrito a la cúpula local y provincial del PP difundido por el GIES y recogido por Europa Press, dicha formación impulsada por el exalcalde popular de Espartinas Domingo Salado da cuenta de los contactos celebrados entre los independientes y los populares, merced a la propuesta de estos últimos de conformar un gabinete de coalición que supere la mayoría simple cosechada por el PSOE, que ha sido la fuerza más votada en la localidad aunque con cinco ediles de un total de 17 que conforman la corporación, de nuevo fuertemente atomizada con un total de siete grupos.

En dicho documento, y en un contexto en el que los independientes del GIES han celebrado contactos tanto con el PP como con el PSOE, la formación de Domingo Salado reacciona al «programa de acuerdo de investidura y gobernabilidad para Espartinas» defendido por los populares, avisando de que en dicho texto se echa en falta «respuesta a la propuesta» previamente transmitida por el GIES para «compartir el mandato en alternancia», de forma que Domingo Salado ostentase la Alcaldía «los dos primeros años de gobierno» y la candidata popular, María Helena Romero, «ejercería de alcaldesa los dos años siguientes».

En cualquier caso, el GIES ciñe cualquier acuerdo a un decálogo de «objetivos prioritarios» e «innegociables» para los independientes. Dicho decálogo, recogido por Europa Press, recoge entre otros aspectos una «disminución de las retribuciones del equipo de Gobierno y los asesores por debajo de los límites establecidos por la Federación Española de Municipios y Provincias»

También recoge una rebaja de las asignaciones económicas municipales a los grupos políticos para que se ajusten a las «estrictamente legales«. Además, figura en el documento la demanda de una «dedicación exclusiva de la figura de la Alcaldía al municipio», es decir no usar tal cargo «para impulsar carreras políticas personales en otros organismos».

Domingo Salado, por cierto, manifestaba recientemente a Europa Press que el «daño» que le había causado el PP con la designación «a dedo» de María Helena Romero como candidata, extremo saldado con su salida de las filas populares, supondría un «obstáculo» de cara a un hipotético acuerdo entre su grupo independiente y el PP, en el que militó unos 30 años.