El Ayuntamiento trata de reducir los abandonos escolares y ha puesto en marcha una iniciativa piloto en el IES Al-Iscar ABC
VILLANUEVA DEL ARISCAL

Los alumnos que abandonen las clases más de una vez en Villanueva del Ariscal harán trabajos para la comunidad

Se trata de una experiencia piloto puesta en marcha por el Ayuntamiento y el instituto Al-Iscar, inspirada en un proyecto de la ciudad granadina de Atarfe

Villanueva del AriscalActualizado:

El Ayuntamiento de Villanueva del Ariscal, que dirige el popular Martín Torres, ha puesto en marcha para este curso escolar un plan para controlar el abandono escolar temprano, que lleva por título «Programa de reeducación y acompañamiento».

La iniciativa ha sido impulsada por la concejalía de Servicios Sociales, de la que es titular la delegada María del Mar García Limón, y se desarrolla de manera conjunta entre el Ayuntamiento ariscaleño y el instituto Al-Iscar, donde se suele registrar una media de una veintena de expulsiones de alumnos que son expulsados de manera reiterada durante el curso.

El objetivo del programa es que estos alumnos expulsados tengan que dedicar la jornada escolar a servicios a la comunidad, como servir de apoyo a la biblioteca municipal, ayudar a los usuarios con dificultades del centro de mayores, acompañar al médico a personas de edad que vayan solos al centro de salud, o asesorar a los usuarios del Registro del Ayuntamiento que no entiendan la documentación o no sepan hacer gestiones telemáticas.

Con la puesta en marcha de este programa se pretende por una parte reducir el número de expulsiones y también que los alumnos puedan terminar sus estudios obligatorios de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y cursen otros estudios alternativos como la Formación Profesional Básica (FPB), la Educación Secundaria de Adultos (ESA) y accedan al mercado laboral.

Igual que en Atarfe

La delegada de Servicios Sociales ha explicado que la iniciativa «ha sido planteada por nuestro departamento, inspirada en una experiencia similar que se viene realizando desde hace seis años en Atarfe, Granada. La técnico de Psicología, Trinidad Osuna Povedano nos propuso adaptarla a nuestra localidad y a la dirección del instituto Al-Iscar le ha parecido una idea muy positiva, porque puede ser muy interesante para conseguir que los jóvenes se den cuenta de la importancia de la formación, de ayudar a los demás y de aprovechar el tiempo, en vez de estar durmiendo o jugando en su casa mientras pasan los días de la expulsión», comentó María del Mar García Limón.

Aunque va a ser un proyecto piloto, el Ayuntamiento empieza «con mucha ilusión» el curso académico y con la esperanza de que esta medida «ataje» el abandono escolar temprano entre los jóvenes de la localidad.