El Leonor de Guzmán ha solicitado un ciclo formativo que perdería si tiene que acoger más alumnos
El Leonor de Guzmán ha solicitado un ciclo formativo que perdería si tiene que acoger más alumnos - A.M

En busca de sitio para seis clases de Secundaria en Alcalá de Guadaíra

Ya hay alumnos en caracolas y en una guardería mientras que no hay noticia del nuevo instituto que anunció la Junta

Acalá de GuadaíraActualizado:

El Ayuntamiento de Alcalá busca sitio a la desesperada para los alumnos de Secundaria. Los cinco centros que existen están muy por encima de su capacidad, ya se ha usado para estos estudiantes una guardería y el próximo año habrá más alumnos en esta etapa, que por ahora no tienen sitio. La solución definitiva sería la construcción de un nuevo instituto, prometida por el anterior gobierno de la Junta y de la que el Ayuntamiento afirma no tener noticia.

Hay institutos como el Albero que están al doble de su capacidad y otro como el Alguadaíra tiene caracolas instaladas. La solución para este curso ha sido la adecuación de una guardería a los alumnos de Secundaria. No sin carencias de las que se han quejado los padres, la que iba a ser guardería el Madroño aloja durante este curso tres unidades educativas. Pero el próximo curso los niños crecen y los problemas también. Faltan seis unidades. Tres que proceden de la guardería reconvertida y otras tres del colegio Los Cercadillos.

La Comisión de Seguimiento de Educación de Alcalá de la que forma parte el gobierno municipal, todos los grupos municipales y la comunidad educativa estima y así lo ha pedido a la Junta de Andalucía, que la única alternativa sería ubicar las seis unidades en el IES Leonor de Guzmán, donde hay algunas aulas disponibles.

Pero esta solución genera nuevos problemas. Uno de ellos es que está situado en un extremo de la ciudad, en la zona norte. Mientras que los alumnos que llegarían allí proceden de barrios muy alejados. Por ello, el Ayuntamiento pide a la Junta que ponga un servicio de transporte escolar hasta el IES Leonor de Guzmán.

El otro problema es que esta fórmula impediría un proyecto educativo que cuenta con la aprobación por unanimidad de todos los grupos políticos municipales en el Pleno. Se trata de implantar en Alcalá por parte de la Consejería de Educación un Ciclo Formativo de Grado Medio de Panadería, Confitería y Repostería en su modalidad de formación dual (formación teórico-práctica).

Esta petición tiene un amplio respaldo social y empresarial por las posibilidades de futuro económico-laboral para el municipio y por la vinculación histórica de estos oficios con la localidad a través del pan y de las Tortas de Alcalá. De hecho el propio instituto Leonor de Guzmán ya solicitó en tiempo y forma la correspondiente petición a la Consejería de Educación, y entre las empresas de panadería y repostería de la localidad se ha asumido el compromiso para la formación práctica del alumnado.

La solución definitiva a los problemas de espacio de los alumnos de Secundaria sería la construcción de un nuevo instituto. Con esta finalidad el Ayuntamiento ha puesto a disposición de la Junta una parcela de 14.000 metros cuadrados. La Junta licitó la redacción del proyecto en 2018, pero el Ayuntamiento indica que no conoce en qué situación se encuentra en la actualidad.