Es noticia:

La viuda de Pablo Escobar pide perdón en Cuatro: «Pensé que era ganadero»

Victoria Henao acudió al programa de Risto Mejide para explicar cómo fue su vida junto al narcotraficante

Victoria Henao junto a Risto Mejide
Victoria Henao junto a Risto Mejide
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El «Chester» de Risto Mejide, dedicado anoche al mundo del narcotráfico, contó anoche con la presencia de Victoria Henao, viuda de Pablo Escobar. 25 años después de la muerte de uno de los mayores narcotraficantes de la historia, la que fuera su mujer acudió al espacio de Cuatro para presentar el libro «Pablo Escobar: mi vida y mi cárcel», en el que busca el perdón social por haber compartido vida con uno de los mayores delincuentes de la historia. Henao afirmó que su hogar jamás había dado cobijo al narcotráfico: «Nunca entró dinero, ni droga ni tampoco armas», aseguró ante Mejide. La viuda de Escobar explicó también que aunque el delincuente siempre se dirigió a ella con buenas palabras, averiguó años después gracias a su médico que había sido «maltratada psicológicamente». «Mi psicólogo me dijo que había estado años conviviendo con un psicópata», explicó.

El programa de Cuatro emitió ante Victoria Henao varias escenas de la serie «Narcos» para saber si lo que contaba la exitosa ficción de Netflix en referencia a Pablo Escobar se ajustaba a la realidad. Sobre la vida de lujo que la viuda del delincuente tuvo durante su relación con Escobar, Henao quiso precisar que «jamás disfrutó» de aquella riqueza debido a los problemas con la justicia de su marido.

«Ofrecí mi vida a cambio de la de mi hijo»

También Victoria Henao dijo desconocer a qué se dedicaba su marido hasta el momento de su embarazo. «Pensé que se dedicaba a la ganadería», aseguró ante Risto. Al término de la charla con el publicista, la viuda de Escobar reclamó el perdón de la sociedad por haber acompañado durante tantos años al narcotraficante. Henao afirmó que, tras la muerte de su marido, sus enemigos optaron por dejarla con vida junto a su hija pero, a cambio, su hijo tenía que morir.«Pedí entonces que nos mataran a los tres. Les dije que ponía mi vida a cambio de la de Sebastián, les pedí que nos dieran una oportunidad y al final fui escuchada. Me dijeron que me iban a dar esa oportunidad. Hoy estoy tranquila, estoy en paz y solo busco que mi nieto de seis años pueda tener una vida liviana y en paz», explicó.

También Victoria Henao afirmó que, tras todo lo sucedido, buscaba «tener un espacio dentro de la sociedad». «Hice todo lo que pude, pero nunca fui escuchada», aseguró la viuda de Escobar, que subrayó que la gente «sigue juzgándome porque no conoce mi historia». «Me arrepiento de no haber podido salir de mi parálisis y no haber buscado otra vida para mis hijos» .