Es noticia:

Seis detenidos por crear y vender un decodificador para piratear fútbol, cine y series

El aparato, que contaba con 14.000 puntos de venta, se desarrolló en una empresa gallega y se producía en China

Agentes que participaron en la operación
Agentes que participaron en la operación - POLICÍA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La Policía Nacional, en colaboración con la Europol, ha detenido este viernes a seis personas en A Coruña, Jaén y Barcelona por distribuir un dispositivo tipo decodificador (Web TV,de la marca Blusens) que permitía el acceso ilegal a la señal de televisión de decenas de canales, muchos de ellos de pago. El diseño y desarrollo técnico del aparato, que llegó a 14.000 puntos de venta a nivel mundial, se realizaba en el laboratorio de I+D de una empresa con sede en Galicia, donde también se desarrollaban las aplicaciones con las que acceder de forma pirata a películas, series o eventos deportivos. Posteriormente, se producía en China.

La distribución de los decodificadores, cuyo precio rondaba los 120 euros, se realizaba a través de grandes superficies o de sus propios canales de venta online. El servidor que daba acceso a todos estos contenidos de forma ilegal estaba alojado en Francia, aunque se controlaba también desde la empresa gallega.

Los clientes recibían asesoramiento en un foro especializado que, a modo de servicio técnico y asesoramiento, les guiaba en la forma de visionar los contenidos ilícitos y desde el que se podía descargar el firmware necesario para actualizar la conexión con el servidor desde donde se emitían los contenidos.

Origen

La investigación se inició con la denuncia presentada por Egeda (Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales) por el acceso ilegal a contenidos audiovisuales, a la que posteriormente y tras nuevas averiguaciones Mediapro y la Liga. La investigación permitió comprobar a través de herramientas de certificación digital que, efectivamente, comercializaba en grandes superficies y de forma masiva un dispositivo multimedia que infringía los derechos de propiedad intelectual.