Es noticia:

Sálvame El desconocido pasado de Kiko Hernández

El colaborador de Sálvame siempre ha sido muy reservado con su vida privada, hasta el punto de que nunca confesó cuáles fue su debut en televisión, y no, no fue con su edredoning cen Gran Hermano, el primero de la historia del reality

Kiko Hernández (Sálvame) en su primera aparición en televisión
Kiko Hernández (Sálvame) en su primera aparición en televisión
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Es uno de los referentes de Sálvame, veterano de las broncas en el plató de Telecinco y hasta presentador cuando se ausentan los conductores oficiales. El viaje televisivo de Kiko Hernández ha dado mucho de sí desde que quedó como tercer finalista en la tercera edición de Gran Hermano, donde protagonizó un tórrido edredoning con Patricia Ledesma, a la postre única novia oficial del tertuliano, que siempre se ha guardado como un tesoro su vida privada.

Y eso que ha sacado rédito a su trayectoria televisiva gracias a su paso por diversos programas del corazón, desde «A tu lado» a «La Noria», hasta que debutó en Sálvame hace casi una década, en 2010, programa en el que sigue hoy en día como uno de los colaboradores principales junto a Belén Esteban, Mila Ximénez y Lidia Lozano.

Pero mucho antes de convertirse en uno de los fijos de Sálvame, la gallina de los huevos de oro de las tardes de Telecinco, Kiko Hernández debutó en televisión para hablar, curiosamente, de romanticismo.

Fue tras la muerte de José María Íñigo que se descubrieron los primeros pinitos de Kiko Hernández en televisión. Fue durante el homenaje que «Sábado Deluxe» le hizo al querido presentador de radio y televisión cuando, en el vídeo, apareció un fragmento del programa «¿De qué parte estás?» que presentaba en los años 90. Lo que no se podían ni imaginar los propios organizadores del programa es que entre las imágenes emitidas en 1995 aparecería un jovencísimo Kiko Hernández por primera vez en un plató de televisión, como invitado para dar su opinión sobre el romanticismo.

Parece que el tertuliano de Sálvame le cogió el gustillo a eso de verse en el medio catódico, pues a partir de ahí no dejó de probarse ante las cámaras. Otra de sus desconocidas apariciones en televisión fue en la serie Farmacia de Guardia. Fue el escritor Miguel Herrero quien, revisando viejos archivos, se topó con Kiko Hernández como figurante entre el reparto de la mítica ficción. Así que siete años antes de participar en Gran Hermano, al televisivo ya le había picado el gusanillo de ser famoso.