Es noticia:

La Voz Pablo López completa su equipo en «La Voz» repescando a Sandra Groove

Antena 3 emitió este lunes la undécima gala de las audiciones a ciegas de «La Voz»

ANTENA 3
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«La Voz», el talent show musical de Antena 3, emitió este lunes la undécima entrega de las audiciones a ciegas . Paulina Rubio, Luis Fonsi, Antonio Orozco y Pablo López, los coaches del programa, lo tuvieron muy complicado en esta undécima gala para completar las quince plazas de sus equipos de talentos.

El talent mantiene su puesto en lo más alto de la parrilla. Tras cinco semanas de audiciones a ciegas, «La Voz» lleva ya diez noches de liderazgo en prime time. El programa acumula un 20,6% de cuota de pantalla con 3.190.000 espectadores de media, situándose como el programa más visto de la televisión.

Durante esta entrega de «La Voz», Sandra Groove volvió a salir al escenario para probar suerte por segunda vez después de que los coaches consensuasen que merecía una segunda oportunidad. Pero quien rompió el hielo fue Fran Arenas, que conquistó a los coaches cantando «Siendo uno mismo», de Manuel Carrasco. Pablo López y Antonio Orozco, tras dudar mucho, se dieron la vuelta en el último segundo de actuación. Fran, muy emocionado, decidió quedarse en el equipo de Pablo López, que con este último fichaje sumaba ya catorce miembros en su grupo.

No tuvo tanta suerte Cayetana Díaz, que subió a la palestra justo a continuación. Su interpretación de «Quizás, Quizás» dejó frío al jurado, que la animó a seguir practicando y dedicándole horas a la música. Luego salió a cantar Laura, una mujer bastante más mayor que la anterior y con un estilo totalmente distinto. Toda vestida de negro, anunció que iba a cantar «Whotta lotta love» de Led Zepelin y acabó convenciendo a Luis Fonsi. Laura era la concursante número catorce que se incorporaba al equipo de Fonsi.

Otra mujer más, Natalia Bradi, llegó a «La Voz» para cantar «Like I’m gonna lose you» de Meghan Trainor. Esta vez la que fichó fue Paulina Rubio, que ya sumaba doce aspirantes en su grupo. Luego fue el turno de Kiko Peña, un cantaor flamenco que pese a llegar con un gran currículum no cautivó a ninguno de los coaches.

Ya casi al final volvió al escenario de «La Voz» Sandra, que reconoció «estar muy nerviosa y tener mucho miedo a que me den un "no" por segunda vez. Eso sería un palo». Para esta nueva intentona eligió cantar «Love on the brain», de Rihanna. En su segunda actuación le fue mucho mejor y consiguió el interés de Pablo López y de Paulina Rubio. Al final Sandra decidió ir al equipo del primero, que se quedaba así sin más plazas.