Es noticia:

Así es Orestes, el chico prodigio que ha hecho olvidar a Fran en Pasapalabra

El joven burgalés de 22 años ya había concursado en Pasapalabra, con menos fortuna, hace tres años. Christian Gálvez ha dicho de él que es «un ejemplo de esperanza», y los rivales del concurso de Mediaset tiemblan solo de pensar en toparse con él en su camino hacia el rosco

Pasapalbra, acusado de favoritismo con algunos de sus concursantes

Orestes Barbero, en Pasapalabra
Orestes Barbero, en Pasapalabra - Telecinco
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Sobre Fran González corrieron ríos de tinta. Sus errores en Pasapalabra, sus casi completos roscos, sus «enfados» y su suave carácter. No fue hasta que el asturiano se llevó el bote del programa, 1.542.000 euros, que el espacio de Telecinco dejó marchar por fin a su gran campeón.

Medio año después de que Fran completase el rosco, le ha salido un digno sucesor, Orestes Barbero, el hombre de la eterna sonrisa para Christian Gálvez. Pasapalabra recupera con este joven burgalés de 22 años, y el emocionante duelo diario que desde mayo mantiene con Jero Hernández, la ilusión perdida tras la ausencia de Fran, cuya sombra era alargada hasta la irrupción del risueño concursante.

Orestes pisó por primera vez el plató de Pasapalabra en 2016, y poco queda de aquel joven imberbe de 19 años. La barba y la experiencia han convertido a este graduado en Filología por la Universidad de Salamanca en uno de los huesos más duros de roer del programa de Telecinco, que compagina con el estudio de un máster universitario en Teoría de la Literatura Española y Literatura Comparada.

Orestes acudió por primera vez a Pasapalabra el 29 de abril de 2016
Orestes acudió por primera vez a Pasapalabra el 29 de abril de 2016 - Telecinco

Sus estudios le han permitido mantener el tipo ante uno d elos concursantes más veteranos del programa e ir acertando palabras del rosco sin pestañear, pero ha sido su admirable memoria con la que ha conseguido convertirse en la nueva estrella de Pasapalabra. Vaya, que Orestes Barbero es un joven prodigio que, con solo ojear el diccionario, memoriza las palabras.

Carismático como pocos, siempre de buen humor, Orestes se ha ganado la admiración del presentador de Pasapalabra, que le llegó a decir del concursante de Telecinco: «No hay nada que te haya borrado la sonrisa de la cara, eres un ejemplo para mucha gente que ve el programa y que se puede ver reflejada con 22 años. Eres un ejemplo de esperanza».

«Tenía el sueño de ganar o empatar un programa y ya me hubiese ido contento. Jamás me esperaba aguantar tantos programas», dijo Orestes hace semanas a «La Gaceta De Salamanca». «Soy muy impulsivo, mientras que Jero es tranquilo y sensato. Me ayuda a tomármelo con filosofía y concentrarme. Estoy aprendiendo mucho de él», comentó sobre su gran rival, al que ha vencido en varias ocasiones, obligándole a jugarse la repesca en la «silla azul».