Es noticia:

Del «Mariconez Gate» al machismo de Suso en «GH VIP»: las polémicas televisivas que marcaron el año (1ª parte)

«Operación Triunfo» y «Gran Hermano VIP» han sido algunos de los espacios más controvertidos de este 2018 en televisión

A la izquierda María y Miki en «OT 2018»; a la derecha, Suso en «GH VIP»
A la izquierda María y Miki en «OT 2018»; a la derecha, Suso en «GH VIP» - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El 2018 está a un palmo de echar el cierre y con él, se cerrará también un año de polémicas en televisión. 365 días que han sido bastante convulsos en la pequeña pantalla, en especial en los programas de televisión, que han estado repletos de broncas para la historia. Aunque sobre todos ellos, se realzan los nombres de dos de los programas más exitosos de los que los televidentes han podido disfrutar este año en la pequeña pantalla: «Gran Hermano VIP» y «Operación Triunfo», que desgranamos en ABC Play en esta primera parte de las polémicas controversias que han marcado el año.

Más allá de «Sálvame», foco inequívoco de la polémica y en el que hace solo unos meses los espectadores pudieron ver, por ejemplo, a Belén Esteban a gritos con el director del programa, o a Isabel Pantoja llamando en directo para hablar sobre su hija, Chabelita, Telecinco se ha posicionado con fuerza a la vanguardia de las broncas televisivas. Como no podía ser de otra manera, «Gran Hermano VIP», que acaba de finalizar, ha sido un auténtico foco de ellas. El «reality» por excelencia de la primera cadena de Mediaset, que parecía en horas bajas, ha resucitado en su sexta edición y lo ha hecho, en gran parte, gracias a los líos, que se han vivido dentro de la casa de Guadalix de la Sierra.

Unas «movidas» en las que la ganadora del programa, Miriam Saavedra, ha estado metida casi siempre. Desde sus sonoras discusiones con Mónica Hoyos, enfrentada con Miriam por haber sido ambas pareja del presentador Carlos Lozano, a sus polémicas con Aurah Ruiz, concursante también de «GH VIP» y con la que protagonizó fuertes encontronazos. En uno de ellos, las cámaras del Canal 24 Horas del espacio dejaron incluso de grabar ante el bochornoso «espectáculo» de Aurah. En otra ocasión, también en la casa, Makoke estuvo a punto de agredir físicamente a Miriam, aunque finalmente fue contenida por varios de sus compañeros.

Apología de la violación en «GH VIP» y los insultos de Suso

Más allá de ello y también en la casa, Omar Montes, expareja de Chabelita Pantoja, espoleó a Asraf Beno, el Míster Universo de «GH VIP», para que tratase de acostarse con Miriam cuando la joven estaba en estado de embriaguez. Tras lo sucedido, Omar fue nominado de manera automática por hacer «apología de la violación» y tras ello, fue expulsado y pidió perdón a la audiencia. Una decisión que Telecinco no tomó con el que probablemente haya sido el concursante más polémico de «GH VIP», Suso Álvarez, calificado de «racista» y especialmente, de «machista», durante su estancia en Guadalix. En el tiempo que pasó en la casa, el concursante insultó con dureza en varias ocasiones a Miriam e incluso a su pareja, Aurah, a la que vejó públicamente en reiteradas ocasiones. «Esa es la imagen que das, moviendo las tetas y el culo como una guarra», «Anda, ¡tira a que te penetre Asraf!» o «Solo me gustas para follar», fueron algunas de las «lindezas» que, a gritos, Suso dedicó a su novia durante el concurso.

Más allá de ello, Suso también lanzó varias «perlas» a la audiencia del programa. «¡Puto público!», espetó en una ocasión en «prime time» contra los televidentes, a los que, en una conversación con Omar Montes, envió otra «joyita». «Que me coman los huevos todos los que me abuchean. ¡Panda de pardillos!». El programa no actuó «de oficio» entonces, como tampoco lo hizo cuando la audiencia exigió formalmente, en una petición en Change.org, la «expulsión disciplinaria» del participante de «GH VIP» por su comportamiento.

Aunque Suso y Miriam no han sido los únicos focos de las polémicas en «GH VIP». Asraf y el actor Ángel Garó también vivieron momentos de alta tensión, en los que estuvieron a punto de llegar a las manos. También Aramís Fuster, que en directo y en el plató de Telecinco aseguró en directo a Jorge Javier Vázquez que tenía intención de agredir a Miriam Saavedra. Mismo escenario en el que tuvo lugar otra de las grandes broncas de la edición, con el presentador y Jesús García, defensor de El Koala, como protagonistas. En otra de las galas, Belén Esteban y Carlos Lozano se enfrentaron a voces, hasta tal punto, que el presentador decidió tras el bochorno abandonar la televisión de manera eventual.

«OT 2018» y los líos con Eurovisión

Aparte de todo ello, La 1 también ha sido foco de importantes polémicas en televisión. Y no solo por la gestión de Rosa María Mateo al frente del ente público y por el conflicto interno surgido en la corporación para sucederla. «Operación Triunfo», el «talent show» musical de referencia de TVE y que acaba de finalizar, también ha protagonizado sonoras polémicas que todavía se extienden a día de hoy, con varios de los concursantes reacios a representar a España en Eurovisión, lo que ha generado cierta repulsión entre la audiencia. Un certamen eurovisivo que también fue noticia después de que tres concursantes, Dave, África y Alfonso, se hayan quedado sin la posibilidad de acudir al Festival, de la que sí que disponen los otros trece participantes.

Sin embargo, no ha sido la única polémica que han protagonizado los «triunfitos» de «OT 2018», que han sido duramente criticados por haber llegado al programa muy resabiados con respecto a los de la pasada entrega, caracterizados por su espontaneidad e ingenuidad. En los tres meses que ha durado el «talent show» musical de RTVE, Dave se enfrentó a la Falange Española; Miki, otro aspirante y que, en disonancia con Alfonso, África y Dave, defiende tres canciones para ir a Eurovisión, irritó con su impostado discurso populista; y el cantante C. Tangana dejó plantado al programa y al presentador Roberto Leal.

Dejando de lado todo ello, Pablo, el novio de María, la participante más polémica de «OT 2018» y que enseñó un pecho en directo, protagonizó uno de los momentos más recordados de los últimos años en televisión, cuando visitó el programa durante una gala y aseguró, a gritos y en «prime time», que lo primero que iba a hacer si su pareja era expulsada del concurso era «¡follar y follar!». En el poco tiempo que estuvo en directo, el joven también tuvo tiempo para decir que lo que más había echado de menos de María era «su culo», que su novia «está buenísima» y que «es un mantecon» e incluso para indignarse con Roberto Leal por invitarle a que se fuese de plató. La presencia de Pablo en el concurso puso en duda el discurso de María, autoproclamada como adalid del feminismo pero víctima de comentarios de lo más controvertidos por parte de su pareja.

El «Mariconez Gate», Ana Torroja y la «dejadez» de los concursantes

María y Miki, por su parte, también fueron duramente criticados por el escándalo ya conocido como «Mariconez Gate». En una gala, les tocó defender la canción «Quédate en Madrid», de Mecano, el icónico grupo español cuya vocalista principal, Ana Torroja, es parte del jurado de «OT 2018». Sin embargo, ambos concursantes cuestionaron la canción, al incluir en ella el vocablo «mariconez», que veían ofensivo y que pidieron modificar por «estupidez». José María Cano, uno de los fundadores de la banda, y la propia Torroja, salieron al paso de su reivindicación, impidiendo a los concursantes cambiar la letra y recordando la faceta inclusiva de Mecano, cuyas letras siempre han abogado por la igualdad. Los concursantes, así pues, cantaron la canción con el término «mariconez», aunque tras ello el público coreó la palabra «estupidez».

Miki también protagonizó otro de los momentos más controvertidos en «OT 2018», cuando junto a Natalia abroncaron a Famous, ganador de la edición, a cuenta de unos polvorones. El concursante, además, se quejó a su salida del concurso de la insuficiente atención psicológica recibida en el programa, algo de lo que también incidió la finalista Alba Reche y que desmintieron el propio Tinet Rubira, director de Gestmusic, productora de «Operación Triunfo» y Noemí Galera, directora de la Academia. «No es de recibo que digan esas cosas», condenó el primero.

En los tres meses que ha durado el formato, no han sido pocas las ocasiones en las que los profesores de «OT 2018» han abroncado a los aspirantes por su falta de actitud. Mamen Márquez, directora vocal de la Academia, les echó en cara su «apatía» y «dejadez». Críticas a las que se sumó Noemí Galera, en especial después de que los participantes vaticinasen que iban a «llenar» el Santiago Bernabéu sin saber siquiera si iban a tener gira de conciertos. «Una vez salgáis por esa puerta, ya veremos quiénes de vosotros puede grabar un disco, porque a lo mejor salís y no os conoce nadie, ni siquiera a los que estén aquí tres meses. Aprovechad esto. Nadie os asegura que haya una gira. ¡Qué gira! Los del año pasado tuvieron mucha suerte. No sabemos si vosotros la tendréis. Vivid el presente. Disfrutad lo que tenéis aquí. Cuando salgáis y os deis la hostia monumental, recordaréis que teníais un estudio de grabación aquí y bajabais con desgana. La hostia va a ser guapa, y no voy a estar ahí recogiendo los pedazos», les abroncó Galera.

La lección, no obstante, no pareció calar entre los concursantes, que dos semanas más tarde se declararon en «huelga» contra la audiencia por no poder irse a dormir antes de las 22.30 y tener que ofrecer contenido hasta entonces a los televidentes. «No voy a consentir las faltas de respeto. Haced un poco de autocrítica. Os habéis cargado mi confianza», les dijo a los aspirantes, a los que enseñó varios tuits de seguidores de los participantes, visiblemente molestos con sus actitudes.