Es noticia:

María Lapiedra, víctima de la ira de Sálvame por abandonar en directo

La concursante de Supervivientes 2018 dejó a «Sálvame» colgado después de que la hiciesen esperar en una conexión en directo y los tertulianos del programa se lanzaron a atacarla: «¿Quién se cree, Obama?»

María Lapiedra en Sálvame
María Lapiedra en Sálvame
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Durante los últimos meses, María Lapiedra no ha dejado de acaparar titulares. Ha pasado de ser un rostro medianamente popular a alguien recurrente en el medio catódico, sobre todo en Telecinco.

Por su trabajo en «Caza mariposas», pero más aún por los culebrones que ha protagonizado, con programas como «Sálvame» como testigos de su aventura ya oficial con Gustavo González y su ruptura en antena con Mark Hamilton.

Ahora, la recién confirmada concursante de «Supervivientes 2018» ha protagonizado un nuevo episodio en la cadena de Mediaset, alentando las críticas contra ella antes de embarcarse en el reality de aventuras. Lapiedra tenía pactado intervenir el viernes en «Sálvame» desde su casa, pues era la última noche que la televisiva pasaría con sus hijas antes de viajar a Honduras. Pero se cansí de esperar.

Son ya de sobra conocidos los ganchos con los que este programa intenta retener a la audiencia, anunciando vídeos que se demoran. Eso hicieron con la nueva concursante de «Supervivientes 2018», hasta que terminaron con su paciencia. «Me tengo que ir, que están mis niñas aquí esperando. Mark me está poniendo WhatsApps de que paremos esto, que están las niñas ahí esperando», explicó Lapiedra, que suplicó porque la iban a «meter en un lío», aunque Jorge Javier Vázquez hizo oídos sordos, asegurándole que ya le tocaba en «un momentito».

Fue durante la emisión del vídeo que habían anunciado cuando María Lapiedra se levantó y desapareció del plano en pleno directo. «Se ha levantado y se ha ido, y me están asegurando desde la dirección que María se había comprometido a estar hasta las seis y media, 45 minutos en directo», anunció el presentador de «Sálvame», algo desmentido posteriormente por la propia concursante de «Supervivientes 2018», aireando un contrato que supuestamente estipulaba su espera hasta las 17.45 horas.

El culebrón no terminaba ahí. En lugar de Lapiedra, apareció en escena Sol Vartán, amiga de la televisiva y su pareja, explicando que Mark Hamilton había advertido que llamaría a la Policía si seguía desatendiendo a las niñas por estar en televisión.

La excusa empleada, por la concursante de «Supervivientes 2018» no gustó en el plató de «Sálvame», donde los colaboradores del programa se ofendieron y la atacaron. «Yo también soy madre y estuve con Alba hasta cinco minutos antes de que viniese el coche para irme al aeropuerto. Y no me paseé por un Deluxe antes perdiéndome una noche con mi hija», le reprochó Mila Ximénez, mientras que Belén Esteban ironizaba: «¿Quién es, Obama?».