Es noticia:

La macabra broma a Raquel Sánchez Silva: «Menos mal que no sabía que mi novio era italiano»

Valeria Ros profundizó en «La vida moderna» sobre su relación con la presentadora de TVE

Raquel Sánchez Silva, presentadora de «Lo Siguiente»
Raquel Sánchez Silva, presentadora de «Lo Siguiente»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La cancelación de «Lo siguiente» en Televisión Española no ha sido el único disgusto para Raquel Sánchez Silva en los últimos días. La presentadora de televisión termina el reto que asumió esta temporada y que consistía en sustituir a «Hora Punta» en la franja de access prime time, una labor que finalmente no ha culminado con éxito. El espacio de la cadena pública, un magacín de información, entrevistas y humor, jamás terminó de calar en la audiencia y tan solo obtuvo el respaldo de poco más de un millón de espectadores, dato insuficiente para un programa de estas características.

La presentadora, sin embargo, tiene ahora que lidiar también con el macabro chiste que su excompañera en el programa, la cómica Valeria Ros, contó en «La vida moderna» y que es, cuanto menos, desafortunado. A finales de enero, Ros cumunicó que su etapa en el programa de TVE había terminado puesto que en el espacio de la cadena pública no estaba funcionando la comedia. Tras su salida, la humorista proporcionó unas declaraciones en las que aseguraba que Raquel Sánchez Silva le había dejado de seguir en Instagram, algo que llevó a muchos a pensar que la salida de Valeria Ros del programa se había debido a un desencuentro entre ambas.

Durante su visita a «La vida moderna» Valeria Ros profundizó en su relación con la presentadora de «La Siguietne», a quien quiso pedir perdón por aquellas declaraciones sobre su relación en la red social. «nunca quise hablar de ella y lo hice sin querer», explicó. Sin embargo, Valeria Ros fue más allá y pecó de excesiva verborrea en el programa radiofónico: «En su día quise hacer un chiste muy sabroso que finalmente descarté porque era una tontería... Me siento fatal». Aunque en un principio se negó a contar de qué trataba aquel chiste «prohibido», finalmente Ros no logró morderse la lengua: «Yo decía que ella me había dejado de seguir en Instagram, y menos mal que no le dije que mi novio era italiano. Realmente no es un chiste, era algo súper malo», dijo la humorista.

Cabe recordar que el que fuera marido de Raquel Sánchez Silva, el italiano Mario Biondo, falleció repentinamente en 2013. Desde el deceso, la familia de Biondo ha sostenido la teoría de que la presentadora de Televisión Española es la única responsable de la muerte, algo que la justicia ya se ha encargado de desmentir en sucesivas ocasiones.