Es noticia:
Got Talent

La insólita hazaña del «hombre más fuerte de España» en «Got Talent»

Roberto Rodríguez sentó a Edurne y a Eva Isanta en un columpio que se cargó a la espalda

TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

En Telecinco se emitió este lunes la séptima gala de «Got Talent», el talent show que busca a personas con habilidades peculiares e incluso un poco extravagantes. Santi Millán lleva las riendas del programa mientras que Risto Mejide, Eva Isanta, Edurne y Paz Padilla dictan sentencia desde la mesa de los jueces.

Rompió el hielo Argendance, un grupo de músicos y bailarines llegados desde Argentina para demostrar su valía en Telecinco. Tuvieron suerte los argentinos, pues todos quedaron asombrados con su fusión de folclore y tango amenizada con bongos, acrobacias y boleadoras. Se llevaron los cuatro síes y un excelente comentario de Risto Mejide, el más exigente de todos los jueces: «Tengo que destacar dos momentos de vuestra actuación: primero, el tango bailado por dos hombres, bravo. Y luego el baile con boleadoras. Nunca había visto hacer ritmo con boleadoras. Le da una innovación a la tradición que me parece necesaria».

Una de las grandes virtudes de «Got Talent» es la amenidad y la diversidad de actuaciones que pasan por el escenario. Después de la danza folklórika de Argendance llegó David Maestro, un joven de 21 años, que quiso cautivar al jurado con sus trucos de magia. Maestro cogió un cable, lo cortó y recompuso varias veces en las mismísimas narices del jurado. Solo Eva Isanta fue un poco escéptica con su número, y le indicó que «te has atorado al final, estabas nervioso. Pero creo que tu talento está por encima del error». Al igual que sus predecesores, David Maestro se hizo con los cuatro síes.

El tercer número corrió a cargo de un grupo de niños y jóvenes de entre 9 y 26 años que hicieron un espectáculo de showdance, pero no lograron convencer a Risto. Les siguió Alba García, una niña de solo 10 años que cantó «¡Qué dolor!», de Raffaella Carrá. Cerró el cupo de concursantes infantiles Naiara, una bailarina de solamente siete años.

Después de otras dos actuaciones musicales llegó el turno de uno de los aspirantes más peculiares de la gala de «Got Talent». Roberto Rodríguez llegó al plató con un quad cargado a la espalda como si fuese una mochila. «Es que el aparcamiento está muy caro en Barcelona», ironizó Risto. Rodríguez se presentó como «el hombre más fuerte de España. Llevo compitiendo en esto desde 2014».

El aspirante explicó que es fuerte «por genética. Mi padre era muy fortachón y mi hijo de dos años también lo es. Yo con doce años ya pesaba 100 kilos». Rodríguez se lamentó de que el levantamiento de pesas «no se aprecie en España como un deporte o un espectáculo», y advirtió de que «aunque llevo el número muy preparado, espero que no pase nada. Pero el riesgo siempre está ahí».

Lo primero que hizo en el escenario fue levantar con una sola mano una pesa de 70 kilos, pero eso no era más que el aperitivo de lo que estaba por llegar. Sus ayudantes le trajeron un tronco de varios metros y 80 kilos de peso, y Rodríguez les pidió a dos de los jueces que se acercasen al escenario. Salieron a la palestra Eva Isanta y Edurne, que se sentaron en dos columpios que colgaban a los lados del tronco.

En total Rodríguez cargaba con 196 kilos, y se paseó por el escenario con el peso a cuestas. «Hay que ser bruto», comentó el presentador. «El problema es mantener el equilibrio», explicó una vez terminado el espectáculo. Eva Isanta, Edurne y Paz Padilla le dieron un sí, pero Risto no dio su brazo a torcer: «Yo valoro la habilidad al servicio de algo más, pero no veo al servicio de qué está esa habilidad. Yo te doy un no». Pese al rechazo de Risto, el hombre más fuerte de España se clasificó para la siguiente fase de «Got Talent».