Es noticia:
Gran Hermano Dúo

Fede, primer expulsado de «Gran Hermano Dúo»

El italiano abandonó la casa de Guadalix de la Sierra y aseguró que había pasado «diez días súper intensos y súper divertidos»

TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este jueves Telecinco emitió una nueva gala de «Gran Hermano Dúo», en la que conocimos el nombre del primer expulsado de esta peculiar versión del reality. Parece que el formato está calando entre la audiencia, y la semana pasada la gala acumuló un 18,2% de cuota de pantalla congregando frente a la tele a más de 2.351.000 espectadores.

En el programa del martes, el «Límite 48 horas», Fortu e Ylenia se salvaron de ser expulsados este jueves. El rockero fue votado para abandonar Guadalix solamente por el 0,6% de la audiencia y la segunda menos votado fue Ylenia, que no se creía que la audiencia la hubiese salvado a ella: «Perdonadme mis fallos, las malas formas. Hay personas que somos así, pero luego tenemos nuestro corazoncito». Por lo tanto, los tres aspirantes que afrontaron la gala del jueves con la posibilidad de acabar expulsados eran Fede, Raquel y Yoli.

Nada más arrancar la gala Jorge Javier Vázquez, el presentador de «GH Dúo», mostró los porcentajes ciegos de las nominaciones, que mostraban una situación de triple empate: 32’2%, 34’8% y 33’0%. Ya desde el principio los nominados supieron que se salvarían o permanecerían en la casa por pequeños detalles, y que cualquier gesto les precipitaría en uno u otro sentido.

En cuanto conectó con la cosa, Jorge Javier se dirigió a Kiko Rivera antes que a nadie. Y habló con él para preguntarle cómo se encontraba tras su confesión del pasado martes, cuando reconoció haber estado enganchado a las drogas. «Creo y espero que sea de ayuda para todas las personas que tengan ese problema. Se puede salir de eso», dijo el concursante. Jorge Javier le dio ánimos y le recordó que «mucha gente te anima a ti y a todos los que estén en una situación parecido. Que sepan que es posible superarlo».

Ylenia se sintió aludida por las palabras de Kiko y en el confesionario habló sobre ellas: «En el mundo de la noche haces cosas que no harías si no vivieras en ese mundo. He dejado el mundo de la noche y me he sentido orgullosa conmigo misma porque no lo necesito».

Pero no son ellos los únicos que están dedicándose a exprimir el pasado, porque María Jesús y Julio Ruz llevan días tirándose a la cabeza sus cuentas pendientes. La primera ya dijo hace unos días que pensaba que Julio le había hecho un embrujo para que se enamorase de él. «Ningún hombre me ha tratado peor que tú en mi vida», le soltó ella. Él, en cambio, quiso dar pena y confesó seguir enamorado: «Cuando la miro no veo ese ogro que yo mismo me he hecho en la mente para apartarme de ella. Yo sigo enamorado».

La tercera arista de ese triángulo, Carolina Sobe, también se unió a la trifulca cargando contra María Jesús y contra Julio. No obstante, los dos principales afectados no le hicieron mucho caso y siguieron a lo suyo. «Yo te abrí mi corazón y mi casa. Si te fastidia que diga que no has trabajado es porque no lo ha hecho», le reprochó María Jesús.

Luego siguieron haciendo ronda a las enemistades que ya han ido naciendo en Guadalix. Dos que no pueden delante son Sofía Suescun y Kiko Rivera, pues la primera acusa al andaluz de ser un mal concursante que nunca tiene problemas a la cara pero «la mete por detrás...Esa forma de concursar me da asco». Le pasaron la patata caliente a Antonio y Candela, que discutieron largo y tendido sobre sus problemas de pareja.

Jorge Javier les cortó y anunció que había llegado la hora de salvar a uno de los nominados, que resultó ser Yoli. De este modo, la expulsión quedaba entre Fede y Raquel. Los dos se retiraron a una sala contigua a la cosa y allí el presentador les leyó el veredicto. La audiencia había decidido que el primer expulsado de «GH Dúo» debía de ser Fede. «Fueron diez días súper intensos y súper divertidos», comentó el italiano, «no quiero irme de este país porque España y su gente son maravillosa». A Ylenia le sentó muy mal la expulsión del italiano, que era su pareja en el concurso.