Es noticia:

El fallo técnico que hundió la jugosa sorpresa que preparaba Gran Hermano

Miriam volvía a Guadalix para poner la casa patas arriba, pero un fallo de sonido hizo al resto de concursantes partícipes de su vuelta antes de tiempo, lo que obligó a que Jorge Javier Vázquez cortase repentinamente la conexión

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Parece que este año la suerte no está con el que ha sido el reality más exitoso de Mediaset. A los malos datos, este jueves ha marcado nuevo mínimo histórico, y al desplante del debate, relegado al late night con la consecuente salida de varios colaboradores, se ha unido otro escollo que el concurso de Telecinco no ha sabido salvar.

Miriam volvía a la casa de Guadalix tras su expulsión la semana pasada. La explosiva despedida de la gallega contribuyó a su regreso a Gran Hermano, en esta ocasión como factor sorpresa para poner el reality patas arriba. Sin embargo, un fallo técnico dinamitó la jugada del programa, revelando antes de tiempo a los concursantes la inesperada visita.

Fue el pinganillo el que le chivó a Jorge Javier Vázquez que los concursantes de Gran Hermano estaban escuchando sus palabras. Miriam esperaba en la sala de encuentros del reality, pero el fallo de sonido impidió ver la reacción genuina de los concursantes al ver a la gallega de nuevo en Guadalix.

El presentador se vio obligado a cortar repentinamente la conexión con la casa, y Gran Hermano volvió a perder la oportunidad de gestar una verdadera revolución con la vuelta de la expulsada. Su visita perdió interés; un nuevo chasco para un programa que no es ni la sombra de lo que un día fue.