Es noticia:

El engaño de los padres de Nadia a «Espejo Público»: «Me siento engañada y ridiculizada»

Fernando Blanco y Margarita Grau visitaron en numerosas ocasiones el programa de Susanna Griso para recaudar fondos para la enfermedad de su hija

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Uno de los temas que ocupan el foco mediático esta semana es el juicio contra los padres de Nadia, acusados de un delito continuado de estafa al recaudar dinero para tratar a su hija de una enfermedad que, alegaban, era mortal. Durante seis años, Fernando Blanco y Margarita Grau recorrieron los platós de televisión para contar la falsa enfermedad de Nadia e implorar a la audiencia que contribuyera con pequeñas aportaciones económicas.

Uno de los primeros programas que visitaron los padres de Nadia fue «Espejo Público». Isabel Zúñiga, productora de Atresmedia, ha afirmado en el programa que conduce Susanna Griso que «me siento engañada, burlada y ridiculizada. Fernando es un magnífico actor. Lloraba en los platós, lloraba por teléfono y también en las distancias cortas», ha afirmado la periodista. Tal y como ha relatado Zúñiga, Fernando Blanco aseguró en numerosas ocasiones que «Nadia se moría». «Un día me llamó y me aseguró que las cosas no podían estar peor porque a él le habían descubierto un tumor, que había que valorar el grado en el que estaba. Unos días después me dice que está en fase casi terminal. Me contó una película terrible».

Como asegura la periodista, «el tiempo pasaba y Fernando no empeoraba». Zúñiga también ha afirmado en «Espejo Público» que Margarita Grau «estaba perfectamente enterada» de los engaños de su marido. «Marga también me decía que Fernando se iba a morir y, que si él moría, Nadia también lo haría porque no se sentía con fuerzas para sacarla adelante». «Todos mis compañeros se volvaron con ellos, y se han cargado el prestigio de mucha gente», ha concluido la productora de Atresmedia.

Una mentira tras otra

Tras los interrogatorios a los que fueron sometidos este martes, y la declaración ante el tribunal de los Mossos que investigaron el caso, una cosa parece quedar clara en el «caso Nadia». El 31 de enero de 2013 la pequeña no fue operada en un ningún hospital estadounidense, como el padre de la menor pregonaba entonces en los medios y como ha seguido insistiendo durante el juicio. Los dos centros donde supuestamente había recibido tratamiento la pequeña no existían, según desvelaron ante el juez los investigadores. Fernando Blanco ponía entonces nombre a los supuestos hospitales (Texas Hospital y Houston Children); este martes, decía no acordarse del nombre de las clínicas.