Es noticia:

Chester Risto y Jesús Vázquez dan por olvidado su encontronazo en «OT»: «Me apeteció darte un guantazo»

El presentador fue el primer invitado de la octava temporada de «Chester», el programa de entrevistas de Risto Mejide

CUATRO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este segundo domingo del año se estrenó en Cuatro una nueva temporada de «Chester», el programa de entrevistas dirigido por Risto Mejide. El catalán también presentó esta semana, en la misma cadena, «Todo es mentira», un programa que combina humor e información y que no ha sido muy bien acogido por la audiencia. Risto Mejide ha querido empezar fuerte esta octava temporada sentando en su sofá rojo al también presentador de televisión Jesús Vázquez, con quien pasó años enemistado tras varios enfrentamientos durante su paso por «Operación Triunfo». La segunda invitada de la noche sería la actriz Lydia Bosch, y las próximas semanas pasarán por el plató de Cuatro nombres como Itziar Castro, James Rhodes, Arcadi Espada o Alaska.

Mejide y Vázquez ya se volvieron a encontrar ante las cámaras el pasado 2018 en el plató de «Factor X», donde ambos eran jurados. Tras su primera reconciliación, este domingo se sentaron a hablar sosegadamente sobre la televisión, la gran pasión del invitado, y también, claro, de los motivos que les llevaron a ambos a pasarse diez años sin dirigirse la palabra. «Pero ese tema vamos a dejarlo para el final si te parece, porque antes quiero que hablemos de la televisión, de lo que pasa delante y detrás de la pantalla», le pidió Risto.

El mismo Jesús Vázquez reconoció que le sorprendía estar en el programa de su enemigo por tantos años: «Ha sido una larga historia para llegar hasta aquí y ahora he cumplido mi palabra de venir. Y ya luego hablaremos de la escenita, nuestra escenita...». El gallego contó que la televisión «es mi trabajo, la mitad de mi vida y en ocasiones fue mi tabla de salvación. Tengo 50 años y llevo casi 30 en la tele».

Al poco de comenzar la entrevista Vázquez recordó a su padre, un militar, y a su madre, una mujer muy conservadora. «Cuando le dije que era gay mi padre no dijo nada, pero ya estaba mi madre para decírmelo todo», recordó el presentador, «ella se lo tomó muy mal, como casi todas mis decisiones. Yo sé que ella me quería muchísimo pero estaba atrapada en ese mundo conservador». Risto proyectó en pantalla una foto en la que aparecía junto a su madre, y Vázquez dijo no querer mirar, «porque me emociono mucho cuando la veo».

Fue la propia madre del presentador, como recordó Mejide, la primera en enterarse de la imputación de su hijo en el caso Arny, una supuesta red de coprrupción de menores en la que estuvieron imputados varios famosos y posteriormente absueltos. «Un hombre la llamó para decirle que me presentase en una comisaría o dictarían una orden de busca y captura en mi contra», rememoró Vázquez. «Aquello fue un desastre. Tuve la sensación de entrar en una pesadilla y dices "no puede ser que esté pasando esto de verdad". Nunca he sabido porque me han acusado. Yo creo que aquello fue el último coletazo de la España de la caverna contra la homosexualidad. Se conjuraron una serie de fuerzas diciendo "vamos a por estos maricones"».

Otra de las experiencias traumáticas que pasó el presentador fue el acoso que sufrió en el colegio. «No hay ninguna razón para el bullying, porque buscarle una razón es hacer responsable al que lo sufre. El bullying no tiene ninguna razón. Yo tenía pluma, pero los niños tiene derecho a tener pluma». Reconoció que nunca ha llegado a superar del todo lo que pasó: «Siempre he tenido miedo a la gente y a la agresión de los demás, porque lo llevo dentro desde niño».

Dejaron ya de lado la vida personal de Vázquez para centrarse en su carrera profesional, y Risto arrancó preguntándole qué era para él la televisión basura. «No sé lo que es», contestó el aludido, «yo no veo basura en hacer un reality donde la gente abre su corazón. Solo pretendemos entretener, y si a alguien no le gusta que no lo vea».

Ya para cerrar la conversación pusieron la secuencia de la discusión entre Jesús Vázquez y Risto en «OT», el primero como presentador y el segundo como juez. Mejide hizo un chiste claramente homófobo y Vázquez saltó en su contra, también motivado por otra comentario despectivo de Risto hacia Noemí Galera. «Pocas veces se me caliente el pico tanto. Creo que eres la única persona que me ha sacado de quicio en un plató...Te hubiese dado un guantazo».

Risto se justificó diciendo que estaba «y hasta el día de hoy estoy en conflicto con los productores de Gestmusic porque pensaron que me podían condicionar e inducir mi voto, y esto lo he dicho aquí por primera vez. Me sentó muy mal que estuviese en medio de ese conflicto y me llevé todo por delante». Mejide reconoció que «quería cargarme el programa y desde el principio estuve dando por saco a los productores hasta que ya no pude más».

Una vez aclarado todo, el anfitrión aseguró alegrarse «de haber recuperado la amistad contigo, porque jamás quise enemistarme». Jesús Vázquez respondió que ya estaban «perdonadísimos para siempre».