Es noticia:

Mi casa es la tuya La trágica historia de Santiago Abascal con la banda terrorista ETA

El líder de VOX le contó una triste anécdota a Bertín Osborne en entrevista en «Mi casa es la tuya»

Bertín Osborne y Santiago Abascal, en «Mi casa es la tuya»
Bertín Osborne y Santiago Abascal, en «Mi casa es la tuya» - MEDIASET
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El secretario general de VOX, Santiago Abascal, fue uno de los tres políticos españoles que aceptaron la invitación de Bertín Osborne para acudir este viernes a «Mi casa es la tuya». Un programa al que también asistieron Pablo Casado y Albert Rivera, líderes de Partido Popular y Ciudadanos respectivamente, aunque no así el presidente del Gobierno Pedro Sánchez (PSOE) y Pablo Iglesias (Podemos), que no quisieron personarse en el programa.

En su entrevista con Osborne, Abascal, bilbaíno de nacimiento, recordó un triste acontecimiento de su juventud en el País Vasco: la «persecución» de la que fue víctima su familia por parte del grupo terrorista ETA. «Persiguieron durante muchos años a mi abuelo y a mi padre», comenzó diciendo el líder de Vox, que afirmó que su familia nunca quiso marcharse de la región pese al conflicto con ETA. «En mi casa nunca tuvieron esa intención. Nunca lo escuché», le contó a Osborne. «Aguantasteis el tirón, entonces», reconoció el presentador.

Aunque el candidato fue más allá en su relato. «Chantajeaban a mi abuelo porque se negaba a pagar el impuesto revolucionario. Pero él nunca aceptó sus chantajes. Mi padre muy pronto compartió conmigo todo ese terror. No quisieron protegerme. Quisieron que fuese consciente desde muy pronto y lo fui desde que vi en la televisión, cuando era pequeño, que mataron a Estanis, el cartero de Amurrio que era amigo de mi familia. Mi madre siempre me cuenta que, cuando pasó, yo me puse a gritar: "¡Han matado a mi amigo!», aseguró Abascal en el programa de Osborne.

Sus anécdotas relativas a la época, no obstante, fueron más allá. «Me acuerdo que un día nos quemaron la tienda. Entonces no había móviles, por lo que mi familia no podía contactar conmigo. Recuerdo que estaba escuchando la radio y escuché como la segunda noticia del día que habían quemado la tienda a mi padre. Fui conduciendo más rápido de lo que debía y cuando llegué allí me encontré a mi padre humeante. Le di un abrazo y le dije que nunca nos íbamos a ir. Me dijo: “¡Quita cabrón!”, porque casi le hago llorar», recordó el político, que afirmó que iba «al colegio» de pequeño con «la camiseta de la selección española».

Instantes después, Abascal atribuyó en parte a ETA su alejamiento del Partido Popular. «Poco a poco, me fui desencantando con el gobierno de Mariano Rajoy. Pero en 2013, con la excarcelación de los presos de ETA, me terminé de alejar del partido. Y todavía sigo desencantado», confesó el dirigente en «Mi casa es la tuya».