Es noticia:

Los favoritos para representar a Israel en Eurovisión 2019 se retiran por motivos religiosos

Tres de sus ocho miembros son judíos observantes ortodoxos, por lo que su religión no les permite trabajar, ni tocar, ni hacer ningún esfuerzo en la jornada sabática

Shalva.band
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La banda musical Shalvá, formada por jóvenes israelíes con distintas discapacidades y que era favorita en todas las encuestas para representar al país en mayo en Eurovisión en Tel Aviv, ha abandonado el concurso tras negarse a actuar en sábado, jornada sagrada judía.

El grupo se había convertido en las últimas semanas en el gran favorito tanto del público como de los jueces del concurso para elegir al representante israelí, pero hoy anunció su renuncia a seguir participando, informó el diario «Jerusalem Post».

Tres de sus ocho miembros son judíos observantes ortodoxos, por lo que su religión no les permite trabajar, ni tocar, ni hacer ningún esfuerzo en la jornada sabática, que comienza el viernes al caer la noche y se prolonga hasta el anochecer del sábado.

Aunque las semifinales y la final no se llevarán a cabo en ese día de la semana, sí hay ensayos generales programados 24 horas antes de la final, el viernes por la noche, después del comienzo de la jornada sagrada de descanso.

Los representantes israelíes, incluida la ministra de Cultura, Miri Reguev, han tratado sin éxito de convencer a la Unión Europea de Radiodifusión (UER) de hacer una excepción con Shalvá para que, de llegar al concurso, no tuviera que tocar el viernes por la noche.

Pero el gran ensayo de la final se graba, es utilizado por los jueces para tenerlo en cuenta durante el voto y, además, se guarda para poder proyectarlo si hubiera algún problema técnico durante la final, por lo que la participación de todos los finalistas es obligatoria.

La banda Shalvá fue creada por una fundación para niños con necesidades especiales, y varios de sus miembros padecen enfermedades como el síndrome Down, el síndrome Williams, ceguera o incapacidad parcial permanente, y sus vocalistas, Dina y Anael, son invidentes.