Es noticia:

¿Dónde se celebra Eurovisión 2019?

Tradicionalmente, el país que obtiene el triunfo en Eurovisión, obtiene el derecho de organizar el festival al año siguiente

Gala OT Eurovisión 2019: escucha todas las caciones en directo

Netta consiguió el triunfo en Eurovisión 2018 con «Toy»
Netta consiguió el triunfo en Eurovisión 2018 con «Toy» - Reuters
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Justo cuando se cumplían dos décadas del triunfo eurovisivo de Israel, el pasado 12 de mayo de 2018, Netta conseguía devolver a su país, con «Toy», el mayor galardón del certamen europeo. Y pasaba a la historia como la cuarta israelí en hacerlo. Desde ese mismo sábado de su triunfo en Lisboa, las reacciones no se hicieron esperar: presidente israelí, Benjamin Netanyahu, auguraba que para 2019, el festival viajaría hasta Jerusalén, algo respaldado por la propia Netta en los días posteriores. Sin embargo, no le corresponde al gobierno del país de turno elegir la sede del certamen, sino a la organización del festival, eso sí, de entre las propuestas que le hicieran. Y la elegida fue Tel Aviv, conocida por su apertura al mundo y, no es nada desdeñable, capital del turismo gay de Oriente Próximo.

El certamen se celebrará en la Expo Tel Aviv, el Centro Internacional de Convenciones de la ciudad. Desde la organización del festival, Jon Ola Sand, agradeció al resto de ciudades que se habían interesado en acoger Eurovisión 2019 (Jerusalén y Eilat), pero dijo, en favor de Tel Aviv, que es «la ciudad que más posibilidades ofrece de cara a organizar un evento tan grande como este».

Según argumentaron desde la organización, Tel Aviv, la segunda ciudad del país en la que viven 400.000 habitantes, presentó una propuesta que «ofrecía la mejor instalación para el evento de música en directo más grande del mundo». Será esta la primera vez que la ciudad sea sede de Eurovisión pese a que Israel ya había ganado el certamen en dos ocasiones previas, lo que llevó a Jerusalén a organizar Eurovisión en 1979 y 1999. En 1980, que también le habría correspondido organizarlo, renunció y el festival viajó hasta La Haya (Países Bajos). Israel, después de dos victorias consecutivas, ese año tampoco participó en el festival porque coincidía con el Día del Recuerdo del Holocausto, siendo hasta la fecha, el único año en el que un país ganador no participó al año siguiente.

Frank-Dieter Freiling, presidente del comité directivo del Concurso de Canciones Eurovisión –el organismo encargado de seleccionar la sede– dijo que esperaban «recibir garantías» del Gobierno israelí «en lo que atañe a seguridad» además del «acceso de todos los que quieran participar». También esperaba que el Ejecutivo garantizara la libertad de expresión y asegurara «que el concurso tendría una naturaleza no política», a lo que añadió que «estas garantías son imprescindibles para que avancemos con la planificación del evento y para mantener los valores de diversidad e inclusividad del concurso».