Es noticia:

Así celebra España Eurovisión

Salas de cines, música en locales... el Festival europeo también se da cita en nuestro país

Eurovisión 2019, la gala de la final en directo

Miki, representante español en Eurovisión 2019
Miki, representante español en Eurovisión 2019
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El Festival de Eurovisión brilla con luz propia. Por las luces, por la purpurina, por las lentejuelas. Pero también por la ilusión y las ganas de todos los representantes que intentan coger el testigo de Conchita Wurst, cantar el «La la la» de Masiel o el «Euphoria» de Loreen, y que ofrecerán este sábado 18 de mayo la mejor versión de sí mismos desde Israel, en un certamen que el año pasado reunió a más de siete millones de personas frente al televisor, logrando el año del beso de Alfred y Amaia en Lisboa el mejor dato de Televisión Española en la última década.

El alto precio de las entradas y la elevada demandan impiden que todos los fans eurovisivos cojan el avión y se planten en Tel Aviv. Para solucionarlo, se desplegará en España un dispositivo con el que seguir a Miki mientras se quita la venda ante millones de personas en un evento único en el que también participará «la reina del pop», Madonna, madrina de honor de esta 64 edición.

En España, el Festival de Eurovisión se atreve a conquistar los cines, por segundo año consecutivo, para un evento cuya resonancia no solo se limita a la televisión, de modo que en las más de cuarenta salas que Cinesa habilita para todos los fans del certamen europeo, estos puedan vivir el evento como si estuvieran en Tel Aviv, a más de cinco mil kilómetros de distancia, pero con todas las ventajas de la gran pantalla: palomitas y refrescos gracias a una oferta especial de seis euros y «con la mejor calidad de imagen y sonido».

Después de emitir las semifinales, varios locales de Chueca siguen haciendo ruido con su semana eurovisiva. En el hotel Room Mate Oscar, fundado por Kike Sarasola, la actuación en exlusiva de la sudafricana afincada en España Brequette Cassie, que aspiró a ser la representante española en Eurovisión en dos ocasiones, una sesión de DJ Eurovisión, un after party y sorpresas pondrán la guinda a la noche en la madrileña Plaza de Pedor Zerolo, ofreciendo también barra libre. La entrada, 25 euros. En San Marcos, el Thick Bar oferta a partir de las 20.45 horas un dos por uno en bebidas, algo de picoteo y una promesa: sonarán los temas más emblemáticos de Eurovisión. La fiesta sigue en la calle San Bartolomé, en Barbanarama y You & Me.

Reedite o no Miki el logro del «Vivo cantando» de Salomé, última española en ganar el festival hace justo medio siglo, en España se lo pasarán en grande viendo Eurovisión.