Es noticia:

Así van las apuestas de Eurovisión 2019

Cuando quedan dos semanas para el festival, se espera que con los primeros ensayos puedan variar los favoritos

Duncan Laurence, de Países Bajos, es de los favoritos en las apuestas para Eurovisión
Duncan Laurence, de Países Bajos, es de los favoritos en las apuestas para Eurovisión
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Aún queda medio mes para que comience la «semana grande» de Eurovisión 2019. Con las dos semifinales será mucho más preciso poder hacer una estimación de qué podrá pasar el próximo sábado 18, de quién podrá suceder a Netta y llevarse para su país el micrófono de cristal. Pero hasta que eso llegue, uno de los indicadores más fiables suele ser el termómetro de las casas de apuestas para Eurovisión.

Si hay un país favorito a priori ese es Países Bajos. La balada de Duncan Laurence es la menos pagada, y por lo tanto, la que según los que apuestan sería más probable que saliera. Sin embargo, estas cuotas son más elevadas que las que Netta tenía a estas alturas el año pasado. Por detrás, las encuestas apuntan a una segunda posición del ruso Sergey Lázarev, que tras quedar tercero en Eurovisión 2016, vuelve con una balada titulada «Scream». En tercer lugar estaría Italia, con Mahmood y Soldi, un tema urbano que no deja indiferente a nadie. Apostar un euro, por ejemplo, en casas como betfair tendría un retorno de 8 euros.

Para encontrar a Miki hay que descender bastante en la tabla de Oddshecker, el agregador de cuotas. La cuota peor pagada por «La Venda» es de 50 euros por euro apostado en Betfair, y la mejor pagada es de 81 euros por cada uno apostado en William Hill o betstars. A priori todos estos datos auguran un mal resultado para el catalán, pero este mismo sábado comienzan los ensayos en Tel Aviv, y ya se sabe que la puesta en escena va a ser clave para declinar la balanza cuando quede menos para la gran final. De eso sabe, y mucho, Eleni Foureira, desaparecida el año pasado pero que logró un buen segundo puesto tras desembarcar en Lisboa con su «Fuego».