Es noticia:

«Misterios», la serie de Dmax que quiere dar respuesta a los enigmas que siguen vivos en el siglo XXI

El historiador y periodista Lorenzo Fernández Bueno regresa a la cadena para investigar los fenómenos paranormales que siguen existiendo en el territorio nacional e internacional

«Misterios», la nueva serie de Lorenzo Fernández Bueno
«Misterios», la nueva serie de Lorenzo Fernández Bueno - Dmax
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Tras recorrer 60.000 kilómetros en menos de tres meses, realizar más de 40 entrevistas y grabar cientos de horas de rodaje, el periodista e historiador Lorenzo Fernández Bueno regresa a Dmax con la serie «Misterios». Su propósito: demostrar y dar respuesta a los fenómenos paranormales que siguen existiendo en pleno siglo XXI en el territorio nacional e internacional.

«Hay gente que a través del vudú somete a las prostitutas en redes de trata de blancas en nuestro país», asegura Fernández Bueno, quien tratará este tema en uno de los episodios. Denuncia social, aventura, magia y, por supuesto, misterio es lo que promete esta nueva serie a partir de este martes, 23 de enero, a las 22:30 horas. Una nueva apuesta formada por 14 misterios, divididos en cuatro capítulos, en los que se intentará dar respuesta a los enigmas que siguen sin resolverse.

La «pirámide de los muertos» en Cantabria, la Ruta del mal de Matarraña en Teruel o el Callejón de las Almas Perdidas en Escocia, serán algunos de los lugares en los que se adentrará Fernández Bueno, junto a un equipo de expertos, para conocer en primera persona leyendas que se hicieron realidad o exorcismos masivos en santuarios católicos. Aunque, sin duda, para él, el mayor descubrimiento fue el Valle de los Dinosaurios en Perú. «Es la primera vez que las cámaras acceden allí», explica todavía fascinando por las pinturas rupestres que pudo contemplar. «Es una escena en la que todo parece indicar que es un dinosaurio y gente dándole caza ¿Cómo es posible esto?», sostiene el periodista.

Esta «obsesión» por ver estas imágenes con sus propios ojos y corroborar que verdaderamente existían, lo llevó a que nada más acampar y sin esperar a la mañana siguiente, subiese corriendo la montaña y sufriese una contractura en la pierna. «El esfuerzo físico que hay que hacer para llegar allí es una pasada y los años se notan», confiesa. Un hecho del que era muy consciente y por el que antes de emprender este viaje se preparó encarecidamente. «En Cantabria suelo hacer running y trekking tanto por la montaña como por el bosque», explica.

El lugar del que tuvo que huir

El miedo estará latente a lo largo de los episodios, especialmente en las Islas de las Muñecas en México, de donde Fernández Bueno tuvo que abandonar el lugar nada más acabar de rodar. En este territorio, el dueño de la isla colocó varias muñecas en los árboles, en el pequeño muelle, en la casa de madera, etc… para librarse del espíritu de una niña que se ahogó en una laguna cercana. «Intento combatir mis miedos con investigaciones», desvela Fernández Bueno como clave para hacer frente al temor.

De modo que, el equipo del programa se desplaza a las zonas de donde proceden los rumores más macabros para indagar en las razones que podrían dar respuesta a cada misterio y para ello, se recurre a la documentación, a testimonios y a especialistas. «Hacemos periodismo de investigación», sentencia el presentador. «En algunas ocasiones el espectador se va a quedar con dudas, en otras les vamos a dar la resolución y en otras les vamos a contar lo que pensamos nosotros».

Con este toque de aventura, se pretende alejar así «Misterios» de los programas competidores basados en los platós, pero que a su vez, ha supuesto uno de los desafíos del proyecto. «El reto que nos hemos marcado a la hora de hacer la serie era terminarla porque era realmente difícil», confiesa el andaluz. El acceso a los espacios en los que se encontraban algunos de estos enigmas era complicado, especialmente en algunos países de África por la situación política y social.

Todos estos aspectos, que no aparecerán en la televisión, serán recogidos en el libro que lleva el mismo nombre que la serie. Un cuaderno de viaje escrito por el propio periodista en el que narra en profundidad todas sus vivencias durante los trayectos. Otro complemento con el que se quiere atraer, aún más, al público interesado en los fenómenos paranormales.

Así es la serie «Misterios», la evolución de «Enigmas de nuestra historia», que también protagonizó Lorenzo Fernández en Dmax el año pasado. La cadena, que espera el éxito de esta nueva apuesta, ya tiene preparada la segunda temporada. «Los temas ya están escogidos», adelanta Fernández Bueno.