Es noticia:

Jon Nieve La escena de «Juego de Tronos» que casi le cuesta un testículo a Kit Harington

El actor ha revelado en el «making off» que durante el primer capítulo de la última temporada

Kint Harington caracterizado como Jon Nieve
Kint Harington caracterizado como Jon Nieve - HBO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Los fans saben que llegar a la temporada final de una serie como «Juego de Tronos» no es fácil. No solo porque hay que superar las intrigas ideadas por George R. R. Martin y los guionistas de la versión televisiva, sino porque grabar con supuestos dragones y caminantes blancos supone un reto que no solo afecta a la trama, sino también a la integridad física de los actores. Y si no que se lo cuenten a Kit Harington, quien da vida a Jon Nieve.

El actor ha revelado en el «making of» del primer capítulo de la última temporada que sufrió un percance que a punto estuvo de suponerle la pérdida de una parte muy comprometida de su cuerpo: el testículo derecho.

La secuencia en la que monta al dragón Rhaegal y en la que se puede ver su cara de incomodidad presuntamente por subirse por primera vez a uno de estos monstruos mitológicos que se hacen realidad en la serie de HBO no se debía solo a exigencias del guion. Según cuenta él mismo, su testículo se quedó literalmente «pillado» en la estructura que emula al dragón, pero aún así continuó la escena.

«Lo peor fue el momento en el que Jon casi se cae. El dragón giró de forma muy violenta, y mi testículo derecho se quedó atrapado. No tuve tiempo de decir que parasen y empezaron a darme vueltas», afirma Harington refiriéndose al toro mecánico que después de los efectos digitales se volverá el flamante Rhaegal.

Asegura que pensó «así es como termina todo, en esta cosa metálica, girándome literalmente sobre mis testículos», según explica él mismo entre risas, para disculparse por contar «demasiada información» del suceso. Es probable que si vuelves a ver de nuevo la escena, no la mires con los mismos ojos.