Es noticia:

Muere Luke Perry, protagonista de «Riverdale» y «Sensación de vivir», a los 52 años

El actor sufrió un derrame cerebral el pasado miércoles

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El actor Luke Perry, protagonista de «Riverdale» y «Sensación de vivir», ha fallecido a los 52 años tras sufrir el pasado miércoles un derrame cerebral masivo. «Perry estaba rodeado de sus hijos, Jack y Sophie; su novia, Wendy Madison Bauer; su ex esposa, Minnie Sharp; su madre, Ann Bennett; su padrastro, Steve Bennett; su hermano, Tom Perry; su hermana, Amy Coder y otros familiares cercanos y amigos», ha dicho su representante a través de un comunicado que recoge «Variety». «La familia aprecia el flujo de apoyo y las oraciones que se han extendido a Luke de todo el mundo, y solicita respetuosamente la privacidad en este momento de gran luto. No se darán a conocer más detalles en este momento», ha añadido.

Nacido en Mansfield, Ohio, Perry se mudó a Los Ángeles al terminar el instituto para dedicarse a la actuación. Su carrera en la televisión comenzó cuando tenía 16 años, y el actor se curtió actuando en telenovelas como «Loving» o «Another World», y haciendo doblajes para series animadas como «El increible Hulk» y «Biker Mice. De Marte».

Sin embargo, en 1990, Perry se convirtió en un nombre conocido al interpretar al melancólico solitario Dylan McKay en el exitoso drama para adolescentes «Beverly Hills, 90210». El espectáculo se convirtió en un fenómeno, catapultando a Perry al estado de ídolo adolescente en toda regla.

De hecho, la noticia de su muerte se conoce apenas unos días después de que la productora FOX anunciara planes para hacer un «reboot» de la serie «Sensación de vivir» con la mayoría de su cásting original. Fue precisamente en esta mítica serie de los noventa creada por Aaron Spelling donde el actor interpretó a Dylan McKey, el ligón de la ficción.

En el proyecto participará la mayor parte del reparto original (entre los que están Jennie Garth, Ian Ziering, Jason Priestly, Brian Austin Green, Tori Spelling y Gabrielle Carteris). Sin embargo, en esas primeras informaciones sobre el «reboot» no se incluía a Luke Perry, quien rodó recientemente «Érase una vez en Hollywood», la nueva película de Quentin Tarantino protagonizada por Leonardo DiCaprio y Brad Pitt.

Perry también es conocido gracias a sus papeles como Pike en «Buffy Cazavampiros» y Billy en la película «El quinto elemento». Tras unos años en producciones menores, el actor volvió a aparecer en el panorama internacional en 2016 gracias a la serie «Riverdale», adaptación de los cómics de Archie donde da vida al padre del protagonista, Fred Andrews