Es noticia:

El desconocido origen del Rey de la Noche, el temible villano de «Juego de tronos»

Los villanos han sacudido a base de sangre y sudor todo el mapa de Poniente, pero ninguno se acerca a la maldad del cruel líder del ejército de los Caminantes Blancos, una pesadilla viviente cuyo pasado ha sido por fin revelado

El Rey de la Noche de «Juego de tronos»
El Rey de la Noche de «Juego de tronos»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Desde que empezó «Juego de tronos», allá por 2011, se han ido sucediendo los villanos. Los tiránicos gobernantes, como Joffrey Baratheon, que imponían su ley a base caprichosos y crueles métodos, o los enloquecidos como Stannis, cuyo fanatismo por el Dios Rojo le llevó a sacrificar en la hoguera a su hija Shireen. Tampoco ha faltado nunca la fría diplomacia de Cersei Lannister, capaz de los mayores horrores con la mejor sonrisa. Porque la procesión va por dentro, igual que su venganza. Y es que hasta la Reina Madre sufrió en sus carnes el despotismo del Gorrión Supremo, que la hizo desfilar por Desembarco del Rey desnuda... al grito de «Vergüenza».

Unos abusos, motivados por el dinero o, sobre todo, por el poder, que se cobraron importantes vidas en «Juego de tronos», convirtiendo Poniente en una sádica pesadilla de sangre y lágrimas. Una pesadilla que, sin embargo, palidece ante la amenaza inminente del Rey de la Noche y sus Caminantes Blancos, jinete además de un resucitado Viseryon que ya vuela en el bando de los muertos.

Después de su temible (e imparable) ascenso, han barrido con todo, incluso con el Muro. Cersei, por fin en el Trono de Hierro, no teme su irrupción, como sí hacen Daenerys Targaryen, Jon Nieve y el resto de los mortales que hayan pedido comprobar que el Rey de la Noche es algo más que un cuento de infancia.

Siete temporadas después y con el cierre de la serie de HBO a la vuelta de la esquina, los creadores de «Juego de tronos» han hablado por fin de los desconocidos orígenes del villano de hielo. En una entrevista a Entertainment Weekly, David Benioff y DB Weiss han desvelado detalles que hasta entonces eran una incógnita. «Hemos visto lo que hacen los Caminantes Blancos, cómo se perpetúan entre ellos y crean espectros. Siempre nos gustó la implicación de que no eran una especie de maldad cósmica que había existido desde el principio hasta el momento, sino que los Caminantes Blancos tenían una historia (...) Tenían una causa histórica que era comprensible, como es comprensible la forma en que se desarrollan las guerras en la pantalla que estamos viendo. Son el resultado de personas, o seres, con motivaciones que podemos entender», aclararon.

No en vano, en la serie se aborda el pasado del Rey de la Noche en una escena con los Hijos del Bosque, en la que se ve a estos seres atar a un hombre y clavarle vidriagón en el corazón, creando a un ser de ojos azules que frenase el ímpetu con el que los Primeros Hombres arrasaban con todo a su paso, incluidos esos arcianos con rostro.

Antes que ellos, Vladimir Furdik, el actor que encabeza el interminable ejército de los Caminantes Blancos, ya había arrojado algo de luz sobre el tenebroso villano y sus sádicas motivaciones: «Alguien creó al Rey de la Noche, pero nadie sabe quién es. Él nunca quiso serlo, por lo que pienso que busca venganza. Todo el mundo en esta historia tiene dos lados, uno bueno y otro malo. El Rey de la Noche solo tiene uno, el malo».

Una explicación que diverge de la historia relatada en los libros de George R. R. Martin, donde a través de los cuentos de la Vieja Tata sabemos que el Rey de la Noche sería un Stark, el decimotercer Lord Comandante de la Guardia de la Noche que se enamoró de una mujer «con piel blanca como la luna y ojos como estrellas azules... su piel fría como hielo». Una descripción que recuerda a la de los Otros (Caminantes Blancos en la serie), esas criaturas que habitan más allá del Muro y que surgieron, según las leyendas, durante ese invierno que duró una generación y que se conoció como La Larga Noche.

En el capítulo 56 de «Tormenta de espadas», Bran recuerda, al alcanzar el Fuerte de la Noche, lo que su niñera le contó acerca del Rey de la Noche, que lo identificaba como un Stark. Según el relato de la Vieja Tata, este ser infernal habría sido derrotado por Joramun del Pueblo Libre, el Rey-Más-Allá-del-Muro, y Brandon el Rompedor, por entonces Rey en el Norte y según la leyenda también su propio hermano.

La serie, que ya se distanció de las novelas de Martin hace varias temporadas, parece que tomará un camino diferente también respecto al Rey de la Noche y su ejército de muertos vivientes, ya que según Martin «no están muertos». «Son extraños, hermosos... piensa, oh... seres sobrenaturales hechos de hielo, o algo así, una especie de vida... inhumana, elegante, peligrosa. Sus espadas están hechas de hielo. Pero no un hielo normal. Los Otros pueden hacer cosas con hielo que no podemos imaginar y crear diferentes sustancias con esta materia. Nunca están lejos, ya sabes. No saldrán de día, no cuando ese viejo sol esté brillando, pero no creas que eso significa que se hayan ido. Las sombras nunca desaparecen. Puede ser que no los veas, pero siempre estarán pisándote los talones», recuerdan en Hielo y Fuego Wiki que el escritor le dijo al artista Tommy Patterson, encargado de ilustrar la novela gráfica de «Juego de tronos».