Es noticia:

La burbuja de las series sigue sin estallar

La ficción televisiva sigue sin encontrar su techo y el número de títulos salidos de la fábrica rozó el medio millar el año pasado. Fueron 487 series, un 7% más que en 2016 y más del doble de las registradas en 2010

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

John Landgraf, consejero delegado de FX Networks –auditora extraoficial del número de series que se producen cada año en Estados Unidos–, reveló el pasado viernes las cifras correspondientes a 2017. Lo hizo durante la presentación del panel de la Asociación de Críticos de Televisión y en un tono no tan optimista como cabría esperar. La ficción televisiva sigue sin encontrar su techo y el número de títulos salidos de la fábrica rozó el medio millar el año pasado. Fueron 487 series, un 7% más que en 2016 (455) y más del doble de las registradas en 2010. La burbuja, si se puede llamar así, sigue expandiéndose, como prueba el gráfico bajo estas líneas.

Landgraf desgranó los datos por tipos de cadenas y plataformas y destacó que lo que en Estados Unidos se conoce como cable básico –AMC, FX, TNT, MTV..., el equivalente a las que en España ofrecen las plataformas de pago en sus paquetes más baratos– mantiene el liderazgo con 175 series. Se ha producido un ligero descenso en los dos últimos años, pero su capacidad e influencia siguen siendo amplias. Los segundos mayores productores son los canales generalistas (ABC, NBC, CBS, FOX y el público PBS), con 153 series. Están prácticamente estancados desde 2014, pero sus cifras también son notables. Los servicios por internet, como Netflix, Hulu y Amazon, experimentaron el mayor crecimiento, con 117 series y una trayectoria imparable. En 2002 ni siquiera existían. En 2010 solo produjeron cuatro títulos. Ya superan el centenar y se espera la llegada de nuevos actores, como Google, Facebook y Apple. Los cuartos y últimos en la lista, pero también muy relevantes, son los canales por cable de pago, como HBO y Showtime, que mantienen un crecimiento más suave, con pequeños altibajos.

El dato conjunto, que delata el estado de salud de la ficción, muestra un crecimiento sostenido al menos desde 2010, sin un solo año malo. El CEO de FX explicó que el aumento desde 2002 es «aún más astronómico», sobre todo porque entonces ni siquiera existían algunas de las plataformas más activas en la actualidad y todavía no se podía ver televisión en streaming. Como complemento, sus competidores tampoco se quedaron parados. Los canales del cable básico crecieron un 483% y los de pago un 147%.

El circo de internet

¿A qué venía entonces el aparente pesimismo del directivo? «La tecnología llega a las personas con medias verdades y noticias hechas para el pinchazo fácil», explicó Landgraf. «Para ser honesto, a pesar de lo increíble que es ahora la televisión, a veces somos un espectáculo secundario en este circo de tres pistas», añadió. Así, ante la reducida capacidad de atención y la cada vez menor tolerancia a la disidencia, Landgraf se alegra incluso cuando sus competidores llegan al público.

Sobre el futuro de su canal, recién comprado por Disney, espera que no pierda su «sello único» y su capacidad de dirigirse a públicos adultos con series como «American Horror Story», «The americans», «Feud» y «Better things».