Es noticia:

La ausencia más destacada en el cartel final de «Velvet Colección»

La serie se estrenará el próximo 22 de septiembre y una de sus mayores incógnitas es el destino de Rita (Cecilia Freire)

Cartel de «Velvet Colección»
Cartel de «Velvet Colección» - MOVISTAR +
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Las galerías «Velvet» volverán a abrir sus puertas el próximo 22 de septiembre, aunque esta vez la sede se traslada a Barcelona y la serie se emitirá en #0 (dial 7), el canal de Movistar+. Un regreso muy esperado para los fans, que ansían cada detalle que se ofrece sobre esta producción. En esta ocasión, «Velvet Colección» ha presentado su cartel definitivo al más estilo de «Mad Men». En él que aparecen los personajes más queridos: Pedro (Adrián Lastra), Raúl de la Riva (Asier Etxeandía), Clara (Marta Hazas), Mateo (Javier Rey), Doña Blanca (Aitana Sánchez-Gijón), Ana Ribera (Paula Echevarría). Y al elenco se ha unido: Sr. Godó (Imanol Arias), Sergio Godó (Fernando Guallar) y Paloma (Marta Torné).

No obstante, en este primer adelanto, falta una «chica Velvet», Rita (Cecilia Freire), quien no recibió una buena noticia la última vez que la vimos. De hecho, Pedro (Adrián Lastra) confesó que «se le va a ver sufrir» y en las imágenes del primer capítulo, los protagonistas asisten a un entierro. Una incógnita que se resolverá en septiembre. Aunque, sin duda, la mayor ausencia es Alberto (Miguel Ángel Silvestre), que no estará presente en este nuevo rumbo empresarial de las galerías.

Otra característica que se desvela en la imagen es la posición de Clara (Marta Hazas). La joven, sentada con un vestido dorado, se sitúa de un modo destacado en el plano, lo que resalta su mayor protagonismo en la ficción. En contraposición, Ana Ribera, que solo aparecerá de forma esporádica, está más alejada de la escena.

Este spin-off, al igual que la serie original que mostró el paso de la Alta Costura al pret-a-porter-, continuará con la evolución en la moda en España. La ficción se sitúa en 1967 y el objetivo de Ana es convertir la marca en una franquicia. Un tono de modernidad que es reflejado en este cartel tanto en la ropa que visten los personajes como en la escenografía. Son los años de la minifalda y las botas altas. Así será el contexto en el que se irán desarrollando todas las tramas y cerrarán las que quedaron en el aire.