Es noticia:

Roman Polanski demanda a la Academia de Hollywood por su expulsión

La institución tomó la decisión el año pasado tras la condena al director por abusos sexuales

Roman Polanski
Roman Polanski
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El director polaco Roman Polanski ha demandado a la Academia de Hollywood por su expulsión de la institución en 2018, tal y como ha informado el abogado del cineasta, Harland Braun. En mayo del pasado año, la Academia tomó la decisión de expulsar a Polanski por haber mantenido relaciones sexuales en 1977 con Samantha Geimer cuando esta tenía trece años. Tal y como consta en la demanda presentada por el oscarizado director, la Academia de Hollywood debería haberle dado un preaviso «razonable» así como la oportunidad de «escucharle» antes de tomar la drástica decisión.

El pasado 3 de mayo la Academia de las Ciencias y las Artes Cinematográficas de Hollywood anunció en un comunicado que, tras una votación, había decidido expulsar a sus miembros Bill Cosby y Roman Polanski por no cumplir las normas de conducta de la organización. Un mes antes de aquello, en abril de 2018, Cosby había sido declarado culpable de tres delitos de agresión sexual tras un multitudinario juicio y la denuncia pública de más de 60 mujeres que acusaron al cómico de abusar sexualmente de ellas entre los años 1960 y 2000.

En el caso de Polanski, el director está acusado en EE.UU. de haber violado en 1977 a Samantha Geimer cuando esta tenía trece años. No es el único escándalo sexual en el que el polaco está involucrado pues, en los últimos tiempos, han aparecido otras acusaciones de mujeres contra el cineasta, como las de Marianne Barnard, que afirmó haber sido acosada por Polanski durante una sesión fotográfica o Robin M., quien mantiene que el director de «El Pianista» abusó de ella cuando tenía dieciséis años.

Cumple su amenaza

Un mes después de su expulsión, Polanski ya amenazó con demandar a la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos en una carta dirigida al organismo y con la que su abogado advertía de que el el realizador tenía derecho a «acudir a los tribunales y exigir que la organización siga sus propios procedimientos, así como las leyes de California».

«La única solución adecuada sería que su organización rescindiera la expulsión ilegal y siguiera sus propias normas de conducta, indicando a Roman Polanski los cargos en su contra y una audiencia justa para que exponga su posición ante cualquier propuesta de expulsión», añadía la misiva.

Polanski admitió en 1997 que tuvo sexo con Samantha Geimer cuando esta tenía 13 años. La víctima, no obstante, aseguró en una entrevista a Vanity Fair que no quería que el director fuera expulsado de la Academia. «Es un acto feo y cruel que solo sirve para aparentar», apuntó Geimer y añadió que «no contribuye nada a cambiar la cultura sexista de Hollywood».