Es noticia:
Festival de San Sebastián 67

«Mientras dure la guerra», «La trinchera infinita» y «La hija de un ladrón», cine español a por la Concha de Oro

La programación de este año afina el tiro: a la guerra civil, a la infancia maltratada, a la mujer, a un mundo sostenible

Amenábar dirige «Mientras dure la guerra», con Karra Elejalde como Unamuno
Amenábar dirige «Mientras dure la guerra», con Karra Elejalde como Unamuno
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El primer vistazo al programa del Festival de Cine de San Sebastián es desolador, pues hay unos sesenta títulos en el escaparate que da a la calle (en el interior, muchos más), de los cuales al menos la mitad de ellos no habrá modo de ver. Solo en la Sección Oficial se ofrecen una veintena, y en las Secciones de Zabaltegui y Perlas, pues otras tantas. En lo que atañe a la cantidad, obviamente esta edición, la 67, que comienza hoy, va bien servida, y si le acompaña el detalle de la calidad, habrá sido un éxito cinematográfico.

De las diecisiete películas que compiten por la Concha de Oro, solamente tres son españolas: la de Alejandro Amenábar, «Mientras dure la guerra», en la que Karra Elejalde interpreta a Miguel de Unamuno durante los primeros días de la Guerra Civil; «La hija de un ladrón», primer largometraje de Belén Funes que tiene su mejor foco a priori en el hecho de que está protagonizada por Eduard Fernández y su hija, Greta Fernández, y «La trinchera infinita», de Aitor Arregi, Jon Garaño y José María Goenaga, autores de títulos como «Loreak» y «Handía», y que aquí narran una historia también ambientada durante la Guerra Civil. Con este dato ya da pie para que los buscadores de tendencias le encuentren a esta edición de San Sebastián un hilo del que colgarla. En la Sección Oficial, pero fuera de concurso, hay otro título español, «Diecisiete», bendecido por Netflix y dirigido por Daniel Sánchez Arévalo, y otra más de coproducción hispano argentina, dirigida por Sebastián Borensztein.

A la competición llega también algo de cine americano, con «Black Bird», que será la que inaugure, dirigida por Roger Mitchell e interpretada por Susan Sarandon, Kate Winslet, Sam Neill y Mia Wasikowska, y con «Zeroville», lo último de James Franco y su coco tatuado con Liz Taylor y Montgomery Clift. Y algo del cine francés, que resumimos en la imagen en albornoz de Gérard Depardieu y Michel Houellebecq de charleta en un balneario; la ha dirigido Guillaume Nicloux, el mismo de aquel extravagante «Secuestro de Michel Houellebecq». Un título mexicano, «Mano de obra», de David Zonana; otro chileno argentino, «Vendrá la muerte y tendrá tus ojos», de José Luis Torres Leiva, y otro brasileño, «Pacificado», de Paxton Winters. Y, en fin, la película más «exótica» de las que compiten es de Kazajistán, «A dark-dark man», de Adilkhan Yerzhanov, una intriga sobre la desaparición de un niño en un pueblo kazajo.

Lo más llamativo del Festival antes de entrar en harina suele ser siempre la sección Perlas, donde se reúnen las mejores películas de otros festivales. Con verse entera esta sección, ya le dan a uno el carnet de cinéfilo por puntos. Solo algunos títulos por no cansar: «Parásitos», la Palma de Oro en Cannes; «La vérité», de Koreeda; «Los Miserables», de Ladj Ly; «La luz de mi vida», de Cassey Affleck; «Retrato de una mujer en llamas», de Céline Sciamma; «Sorry, we missed you», de Ken Loach; «Dinero sucio», de Steven Soderbergh…, y la española «Lo que arde», de Oliver Laxe. Y lo que no cabe en Perlas, está en Zabaltegui, donde, entre el bosque, puede uno fijarse en un par de flamantes alcornoques: Yorgos Lanthimos, que presenta «Nimic», con Matt Dillon, y Bertrand Bonello, con «Zombi child».

Los Premios Donostia de este año se le otorgan a Penélope Cruz, a Costa-Gavras y a Donald Sutherland, de quienes se proyectarán «La red avispa», de Olivier Assayas y que protagoniza Penélope Cruz; «Comportarse como adultos», de Costa-Gavras, y «The burnt orange heresy», de Giuseppe Capotondi, con Donald Sutherland. Los tres títulos estuvieron en la pasada edición del Festival de Venecia.

La lista de directores y estrellas que estarán presentes necesitaría otro artículo incluso más plomizo que éste, aunque sí caben sin pesar demasiado los nombres de Eva Green y de Juliette Binoche, y el análisis de tendencias y temas, que suele ser lo que más ávido espera el lector, pues puede resumirse en lo de siempre, vistazo al pasado, a la guerra, a la indefensión de la infancia, a la situación de la mujer y a un mundo justo y sostenible. ¿Quién no se apunta?