Es noticia:

La maldición de los dobles de Hollywood muertos en pleno rodaje

Sylvester Stallone, Zazie Beetz, Vin Diesel o Sam Shepard han visto morir a los actores que les suplían en las escenas más arriesgadas

La segunda entrega de «Deadpool» también se ha visto afectada por la muerte de un doble
La segunda entrega de «Deadpool» también se ha visto afectada por la muerte de un doble
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Cuando un espectador al uso visiona una película o serie, suele fascinarse con el papel que en ella interpreta cualquier actor dando vida al protagonista de turno. Sin embargo, estos intérpretes, a pesar de la creencia popular, no son los únicos que trabajan en darle identidad al personaje al que representan. Ni mucho menos.

Y es que aparte de la ruta marcada por el guionista o los matices del director del largometraje o del episodio en cuestión, hay otro factor importante que contribuye a darle vida a cualquier actor. Se trata del rol que juegan sus dobles, por lo general invisibles a los ojos de la audiencia, pero cuyo papel es más que fundamental para que ciertas escenas puedan filmarse. En especial, las más peligrosas, que serían imposibles de grabar de no ser por el trabajo que estos realizan.

Muchas secuencias están cargadas de riesgos. Tantos, que pueden ser incluso letales para los artistas, dobles y no. No hay que olvidar los —cuanto menos, curiosos— casos de Bruce Lee y su hijo Brandon, ambos muertos durante el rodaje de una película. El primero, mientras grababa en 1973 «El juego de la muerte», que terminó estrenándose en 1978. El segundo, durante el rodaje de «El cuervo», película que protagonizaba y en la que recibió una bala en su abdomen tras ser disparado por una pistola que se presuponía de fogueo.

Pero hay muchos más. Vic Morrow («The Twilight Zone»), George Camilleri («Troya») o Heather O’Rourke («Poltergeist 3») también murieron mientras estaban inmersos en el rodaje de sus películas, cuyos decesos no fueron tan sonados como los de Bruce y Brandon Lee o los de otros como Heath Ledger, Philip Seymour Hoffman o Paul Walker.

Aunque a lo largo de la historia ha habido varios actores de doblaje que han muerto o han resultado heridos de gravedad mientras ponían su vida en riesgo en la grabación de una serie o película. En el segundo de los casos, célebre fue el incidente de David Holmes, el doble de Harry Potter, que quedó paralítico después de grabar una escena en la primera parte de «Harry Potter y las Reliquias de la Muerte». También el de Zoe Bell, doble de Uma Thurman en «Kill Bill», y que durante el rodaje de una de las últimas escenas del filme se fracturó varias costillas y se partió la muñeca. Para premiar su gran trabajo, Quentin Tarantino decidió darle un papel protagonista en «Death Proof», película en la que se interpreta a ella misma. A día de hoy, es una de las grandes musas del cineasta.

Sin embargo, ha habido otros que, al contrario que Bell o Holmes, no pudieron sobrevivir a contratiempos en la grabación de las escenas más arriesgadas. Algunos de ellos son los siguientes:

Harry L. O'Connor (Vin Diesel)

O’Connor era el doble de acción de Vin Diesel en la primera entrega de «xXx» (2002) y murió durante el rodaje del largometraje. En concreto, el 4 de abril de 2002, mientras rodaban una escena en la que Xander Cage, el personaje al que ambos interpretaban, debía hacer un descenso en parapente y lanzarse hacia un submarino. Sin embargo, durante la grabación de la secuencia, en Praga, la capital de la República Checa, se estrelló contra el Puente Palacky, muriendo en el acto.

Se da la circunstancia de que la escena había salido bien en la primera toma en que había sido rodada, pero el equipo quiso grabar otra para curarse en salud y resultó fatal. De hecho, fue la primera la que salió en la película. O’Connor había sido oficial de la Marina de los Estados Unidos y había trabajado como doble de acción en otras películas como «La tormenta perfecta», «Los ángeles de Charlie» o «K-PAX». «xXx» fue dedicada a su memoria. Tenía 44 años.

John Bernecker (Andrew Lincoln)

Este pasado mes de julio, el actor de 33 años John Bernecker, doble de Andrew Lincoln (que interpreta a Rick Grimes) en la exitosa ficción «The Walking Dead», murió durante el rodaje de un episodio de la serie que se estaba filmando en el estado norteamericano de Georgia.

Durante una escena, Bernecker tenía que realizar un salto desde una altura de casi siete metros. Cayó muy cerca de las colchonetas en las que debía aterrizar, pero no pudo evitar el suelo. Fue trasladado de inmediato a un hospital, pero no pudo superar los múltiples traumatismos y murió al día siguiente rodeado de su familia y de su novia, la también actriz Jennifer Cocker.

Antes del rodaje, como publicó «The Hollywood Reporter», el intérprete le había comentado a su compañero Austin Amelio que «nunca había saltado desde tan alto». Bernecker había actuado en éxitos recientes como «Logan», «Déjame salir» o en la octava parte de «Fast & Furious», además de en otros títulos como «Las tortugas ninja», «La quinta ola» o la saga de «Los juegos del hambre».

Paul Mantz

El piloto aeronáutico Paul Mantz fue, durante el siglo XX, uno de los proveedores más importantes de material aéreo en la industria de Hollywood. En 1965, convenció al director de «El vuelo del Fénix», Robert Aldrich, de la necesidad de que en la película volase un avión que él mismo se ofreció a pilotar para darle un mayor realismo.

El cineasta accedió, pero durante la grabación de la escena, el 7 de agosto de aquel año, el piloto calculó mal el aterrizaje y se precipitó sobre un montículo del desierto de Yuma, en Arizona. Mantz, que en aquel momento contaba con más de 25.000 horas de vuelo, murió en el acto, mientras que el intérprete Bobby Rose, que iba con él en el artefacto, resultó herido de gravedad.

Joi Harris (Zazie Beetz)

Joi Harris tenía 40 años cuando falleció este pasado verano durante el rodaje de la segunda parte de «Deadpool», en la que era su primera experiencia como doble de una actriz. Debía darle el relevo a «Domino», el personaje interpretado por Zazie Beetz en la serie, en una escena sobre una motocicleta.

Harris era piloto profesional de motos, pero durante la grabación de la secuencia en Vancouver (Canadá), cayó al suelo mientras montaba a gran velocidad. Iba sin casco, por lo que el impacto en la cabeza fue fatal y perdió la vida. Como informó «Deadline», se había convertido en 2013 en la primera piloto de raíces africanas en poder formar parte de la asociación de motoristas americanos, la American Motorcyclist Association (AMA).

Kun Liu (Sylvester Stallone)

Este intérprete chino de 26 años era el doble de Sylvester Stallone en «Los Mercenarios 2». Falleció en octubre de 2011, durante el rodaje de una secuencia en Sofía, capital de Bulgaria, en concreto de una escena en la que explotaba una barca y que fue grabada en el Lago Ogyanovo.

Mientras se encontraban preparando la secuencia, un contenedor explotó de manera accidental y le causó a Liu heridas de alta gravedad, por las que falleció días después. Stallone se mostró muy afectado por el fallecimiento de su compañero y el director, Simon West, le dedicó la película. Sin embargo, la familia del doble de riesgo demandó al equipo y a la productora por negligencia y por no tomar las medidas de prevención adecuadas.

A.J. Bakunas (George Kennedy)

En el momento de su muerte, hace ahora 40 años, A.J. Bakunas estaba comenzando a labrarse una buena carrera tanto de actor como de doble. Además, era todo un experto en saltos de altura. Pero durante el rodaje, en 1978, de «Acero», en la que doblaba al fallecido George Kennedy, se lanzó desde la parte más alta de una de las Torres Kincaid, en Kentucky, que tienen más de 100 metros de alto.

Cayó sobre el airbag que debía recoger su salto, pero el dispositivo estalló debido al impacto y Bakunas se estrelló contra el suelo, aplastándose los pulmones. Fue trasladado al hospital con vida, pero falleció al día siguiente, víctima de los múltiples traumatismos.

Joseph Leonard Svec (Sam Shepard)

En 1983, durante el rodaje de la oscarizada «Elegidos para la gloria», falleció el actor Joseph Leonard Svec, doble de uno de los protagonistas del largometraje, Sam Shepard. En una escena, el avión que pilota el personaje que ambos interpretaban, Chuck Yeager, está a punto de estrellarse, por lo que el protagonista lo abandona justo en el momento preciso.

Sin embargo, en el momento de rodar la escena, Svec llevaba consigo un bote con humo para recrear las llamas. Aunque por un problema, el humo se desprendió antes de tiempo y propició que Svec perdiese el conocimiento y no pudiera abrir su paracaídas, por lo que se precipitó al vacío desde más de 2.500 pies de altura y murió instantáneamente, a la edad de 35 años.

Antes de probar suerte como doble de acción, el malogrado intérprete había sido militar del Ejército de los Estados Unidos, llegando incluso a combatir en la Guerra de Vietnam.