Yo, Estratosférico
Yo, Estratosférico - ABC
Música

Yo, Estratosférico: «Los noventa fueron una etapa de "deformación" de nuestras personalidades»

El quinteto de Guadalajara presenta su nuevo EP «Aves Raras» el viernes 23 de febrero en la sala Maravillas

Actualizado:

Yo, Estratosférico acaban de publicar «Aves Raras», un EP de seis nuevas canciones grabadas el pasado verano en Neo Musicbox de Aranda de Duero junto al productor José Caballero. «Es una vuelta de tuerca más, un sonido más contundente. Baterías y bajos con mucho músculo y con mucho groove, que hacen una perfecta balsa para que guitarra y voz se entrelacen en bonitas armonías. Letras marca Yo, Estratosférico, con miga y con grano. En definitiva, la banda que ya conocemos con con la misma esencia pero añadiendo otras texturas», afirman desde la propia banda de Guadalajara, que actúa este viernes en la sala Maravillas junto a Venturi (y posterior pinchada de AngelPop Dj) para después continuar con una gira con la quc seguir creciendo tras el buen recibimiento de su anterior trabajo, «Potencialmente Infinitos», que los llevó a actuar por numerosas ciudades de nuestra geografía e incluso por festivales de verano como Sonorama o Gigante, entre otros.

¿Qué han querido reflejar en este EP? 

Hemos intentado reflejar y a su vez reflexionar sobre el momento en el que nos encontramos como grupo. La intensidad, la emoción, la fuerza y las ganas que tenemos de crear, movernos y hacer cosas, que para nosotros siempre son retos que nos vamos poniendo nosotros mismos.

¿Por qué han decidido publicar estas canciones bajo este formato, el EP?

Creemos que es una forma inmediata y directa. Un concentrado de estilos y vivencias. Un buen bocado al mundo de Yo, Estratosférico a lo largo de seis nuevas canciones.

Da la impresión de que los noventa revolotean sobre vuestra música de una u otra forma. ¿Cómo vivisteis aquella etapa del rock y el pop, tanto nacional como extranjero?

Para nosotros fue una etapa de descubrimiento y de «deformación» de nuestras personalidades tanto a nivel musical como vital. Escuchábamos todo como sucede a esas edades, con ansia, con voracidad, intentado entender lo que sucedía. El planeta giraba y nosotros llevábamos nuestra rotación. Encontrar a gente con estos gustos era un nexo que unía de una forma muy especial. Y sí, fue una época muy ecléctica. Podíamos disfrutar de todo tipo de visiones y contemplar el panorama sin complejos.

¿Cómo fue la creación del videoclip de «Oporto»?

Fue un proceso largo, tardamos menos en componer la canción, jajaja. Queríamos un embalaje atractivo para Oporto, que tenía que concentrar todo lo que nos representa esta canción. Un embalaje para un contenido inmenso. Para todos nosotros sonó especial desde los primeros ensayos. Nos liberaba.

¿Cómo ven el recorrido de «Potencialmente infinitos», su anterior trabajo?

El recorrido fue infinito, no sabemos aún cuál es su trascendencia en nosotros mismos ni en la gente que ha hecho suyos momentos del disco. Nos ha permitido entrar en festivales, listas, crear expectativas y una buena base en nuestros directos. ¿Se puede pedir más?

¿Cómo describirían la evolución musical de Yo, Estratosférico desde su primer día hasta hoy?

Nuestra evolución realmente es una carretera que emprendimos desde el principio. Intensidad, delicadeza, todo por el amor a la música. Quizás sea la madurez lo que más define, eso sí, sin perder frescura y fuerza.

Imposible resistirse a preguntar por el origen del nombre del grupo, ¿cuál es?

Entre ensayo y ensayo siempre surgían conversaciones, muchas relacionadas con baloncesto, muchas relacionadas con una época ya vivida. Son como el título de las memorias de un jugador... Pongamos que de baloncesto... Pero podría ser de cualquier otra faceta de la vida. Elegid vosotros la vuestra.

Echando la vista atrás, ¿cuál ha sido el mayor acierto del grupo? ¿Y cuál fue aquella cosa que quizá hubiese sido mejor no hacer?

Lo mejor, la cercanía y conexión que ha surgido y hemos alimentado con muchos aficionados, blogs, radios de música especializada, que nos han devuelto el «triple» de cariño y pasión. Nos ha cargado bien de energía. Lo peor, esas cosas nos las guardamos para nuestras memorias, jajaja. Tendréis que comprarlas. 

¿Cuáles son los planes del grupo para este año?

Volar con «Aves Raras» a todos los sitios, salas, festivales donde quieran que despleguemos nuestro plumaje.

¿Cómo ven la situación laboral de los músicos en este país?

La realidad es muy dura y es un mundo muy exigente. Si no fuera por el calor de gente que cree en ti, hay situaciones que serían complicadas de llevar. De dinero ni hablamos. Alguna veces no es tan visible el trabajo que hay detrás de un simple ensayo, grabación o concierto. Es muy fácil dar al Play y muy fácil dar al Stop. Todo lo que sea mejorar y unir a los músicos y creadores, evidentemente es una celebración. En cuanto a festivales, nuestras experiencias han sido muy buenas, un escaparate y en cierta forma una tabla de salvación.

YO, ESTRATOSFÉRICO. Sala Maravillas (c/ San Vicente Ferrer, 33), viernse 23 de febrero a las 21:30h. Entradas desde 7 euros.