TEMAS DEL DÍA

Un incendio arrasa 250 hectáreas y deja incomunicada a la población de Villaluenga

El fuego se inició a la una de la tarde, por causas desconocidas, en la ladera de la falda de la manga de Villaluenga y ha quemado pastos y el tendido telefónico

Actualizado:

El día más caluroso de lo que va de verano ha dejado un saldo negativo en la comarca de la Sierra con un incendio que, hasta el cierre de este periódico, llevaba arrasadas unas 250 hectáreas de monte bajo.

El fuego se originó a las 13 horas por causas aún desconocidas y que tratarán de averiguar las pertinentes investigaciones. Posteriormente, a eso de las 18 horas y tras muchos esfuerzos de los numerosos medios materiales y personales que intervinieron en las tareas de extición, los bomberos del Infoca llegaron a la determinación de que se encontraba totalmente controlado pero, desafortunadamente, horas después el viento volvió a reavivar las llamas hasta el punto de que a las 23 horas aún no se encontraba controlado, tomándose la determinación de dejar a un par de retenes de guardia toda la noche tratando de avanzar en las tareas de extinción. Precisamente el fuerte viento que azotaba en la jornada de ayer algunas zonas de la comarca de la Sierra fue el principal impedimento en las labores de extinción que se llevaron a cabo.

El fuego se produjo en una zona no habitada y por tanto no ha sido necesario desalojar a ningún posible afectado, así como que no se han lamentado víctimas, más allá de la arboleda, los pastos y matorrales que han ardido. Del mismo modo, en ningún momento se ha visto la posibilidad de que llegaran al entorno urbano de la localidad, por lo que a pesar de la preocupación lógica en estos casos, los vecinos no temieron en ningún momento por sus bienes.

Zona de pastos

A pesar de que tampoco se han ocasionado daños en el ganado de la zona si que se ha producido un prejucicio grande para los ganaderos puesto que la zona que ha sido arrasada por las llamas era un lugar donde pastaban cabras y otro tipo de ganado, por lo que los efectos del incendio se prolongarán en el tiempo.

Durante las diez horas de incendio, hasta el cierre de esta edición, han intervenido 5 helicópteros de los diferentes centros del defensa forestal, Cedefos; 2 avionetas; camiones cisternas del centro de Algodonales y del retén de Ubrique y 10 retenes de operarios del Infoca.

La zona afectada no es un lugar de un especial valor medioambiental con respecto a otras zonas protegidas, exactamente las llamas han afectado a la zona de la ladera de la falda de la manga de Villaluenga, donde sólo se encontraban pastos, ratrojos y arboleda, aunque no muy abundante.

A pesar de la preocupación propia de la población de Villaluenga del Rosario por ver como las llamas arrasan parte de sus montes, la tranquilidad de la población se mantuvo en todo momento debido a que no hubo que lamentar vícitmas personales y que las llamas no se acercaron demasiado al núcleo urbano y no puso en peligro, en ningún momento, las casas de la población.

El principal impedimento se profujo en las comunicaciones del municipio. El fuego arrasó los postes del cableado del teléfono y dejó a la población serrana incomunicada. Además se extendió la sensación de que esta situación se dará para largo, puesto que unas averías de este calibre requerirán de tiempo para ser arregladas y que el tendido telefónico sea repuesto por la zona perjudicada.