está en proceso de estudio

Presentan el estudio de viabilidad para la implantación de una línea marítima entre Sanlúcar y Matalascañas

Actualizado:

El estudio de viabilidad que encargaron a principios de año los Ayuntamientos de Sanlúcar y Almonte (Huelva) a la empresa EPYSA para implantar una línea marítima que una la ciudad sanluqueña con Matalascañas ya está redactado y en fase de estudio.

Según explicó en nota de prensa el Ayuntamiento sanluqueño, los impulsores de esta iniciativa -en la que también colabora la Fundación Doñana 21- se reunieron el pasado 18 de abril con la empresa EPYSA, que presentó el documento en el transcurso del encuentro celebrado en la ciudad gaditana y en la que estuvo presente el delegado de Fomento Económico de Sanlúcar, Marco Antonio Caballero.

En su estudio, la empresa técnica avanzó el objetivo del proyecto, el marco jurídico del servicio marítimo, el planteamiento general de la actuación, la previsión de demanda del servicio así como la viabilidad económica y financiera del proyecto.

Según Caballero, en la actualidad los técnicos municipales de dichas ciudades se encuentran analizando el proyecto para su posterior evaluación y presentación a los medios profesionales y sectores interesados, "un paso que se efectuará previo análisis de la viabilidad del mismo por parte de la Junta de Andalucía".

Caballero se muestra optimista y espera "una buena acogida de la iniciativa" en los organismos autonómicos con el fin de obtener el visto bueno a medio plazo.

La conexión marítima entre Sanlúcar y Matalascañas -perteneciente al término municipal de Almonte- pondrá fin a la situación de incomunicación entre ambas poblaciones causada por la presencia del Parque Nacional de Doñana, "cuya imperiosa necesidad de protección coarta la ejecución de cualquier infraestructura terrestre de paso del río", opina Caballero.

Los beneficios para ambas ciudades -inmersas en un proceso de hermanamiento- serían considerables "ya que se potenciarán las infraestructuras y las relaciones comercial, social y empresarial".

Para la puesta en marcha del proyecto los Ayuntamientos de Sanlúcar y Almonte cuentan con la colaboración de la Fundación Doñana 21 y la Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir.