LETICIA BRANDO 'SINGLE COACH' DE PARSHIP.COM

«Ellos buscan el amor, no un lío»

Actualizado:

La uruguaya Leticia Brando es periodista y psicóloga especializada en terapia sistémica por la Universidad de Palo Alto en California. Para ella, los amoríos en la red no tienen se-cretos, porque es la encargada de llevar de la mano a las personas por la búsqueda de su media cibernaranja. Es la single coach de Parship.com en España; una suerte de entrenadora de solteros. Responde a las preguntas de los usuarios de la página y resuelve las du-das para «que encuentren sus propias herramientas» en el novedoso proceso de encontrar a alguien en la red.

-¿Supone un cambio la moda de las relaciones que se crean por internet?

-La red es un medio más para contactar; una alternativa a los sitios usuales de encuentro como los bares, el trabajo, la uni-versidad... La única diferencia es que en lugar de comenzar ca-ra a cara, el contacto arranca con mensajes.

-Eso es una diferencia importante.

-Se trata, si quiere, de una vuelta al contacto epistolar de otros tiempos. Y la escritura permite transmitir partes de tu pensamiento que no dirías oralmente.

-¿Cómo han evolucionado los mensajes?

-Nuestros clientes son de un nivel sociocultural medio y alto. Y sus mensajes son muy cuidados.

-¿Más allá de un flirteo?

-Ellos están buscando el amor, no un lío. Los usuarios se inscriben para encontrar el amor de su vida.

-¿Cada vez da menos 'miedo' internet?

-Frente al crecimiento de los singles, estos recurren a la red como un sitio confiable. Por ejemplo, confían en nosotros porque hacemos un test para encontrar perfiles compatibles.

-¿En qué consiste?

-Son una serie de preguntas basadas en 40 años de estudios en la Universidad de Hamburgo que determinan la racionalidad de una persona, su emotividad, su intuición...

-¿Los usuarios se pueden quedar 'bloqueados' en la fase de relación cibernética?

-Muchas veces tengo que decirles que, una vez que alguien les da confianza, conviene que tengan un encuentro real. Que va-yan al cine... Para que haya una historia de amor es necesario que sea una historia real en la que se van descubriendo virtudes y defectos.

-¿Hasta qué punto se les puede creer en sus declaraciones?

-Siempre les decimos que sean sinceros, y lo son mucho, sobre todo en los primeros mensajes. Saben que decir la verdad es básico para que el contacto en-tre las personas sea adecuado. Además, existe una forma de comunicación paraverbal que enriquece los mensajes. Cuando se conoce a alguien en una discoteca, con la música a tope, no se pueden decir tantas cosas como por escrito.

-¿Se eliminan roles como el de adinerado, poderoso, guapo, o siguen influyendo?

-Generalmente, las personas que acuden provienen de errores y fracasos con anteriores parejas, de manera que no se centran en aspectos exteriores. Saben lo que hay. La atracción física es básica, pero imperan valores más importantes. Nuestra franja de edad más frecuente es de 28 a 55. Y a partir de los 28 empiezas a saber lo que haces.

-¿Es cuestión de foto?

-Muchos no la ponen.

-¿Por temor a mostrase?

-Este es uno de los mitos que hemos desterrado: entre la gente que busca pareja en la red hay personas muy guapas. Hay gente que es muy atractiva físicamente y no pone la foto porque tiene miedo a que se centren en su aspecto. Hace poco una usuaria me comentaba que había puesto una foto normalita, pese a que en otras salía mucho mejor. Sin embargo, es-taba segura de que en la primera era más ella. Son muy sinceros.

-Sin embargo, contará lo suyo.

-Desde luego estamos en una sociedad totalmente hedonista y en esto también se privilegia a los guapos. Pero todo tiene que ver con la edad. A partir de los 40, el físico cuenta menos.

-¿No se produce un gran salto entre la persona imaginada y la conocida a la hora del encuentro físico?

-En cualquier contexto, siempre se colocan en el otro expectativas que no siempre se satisfacen.

-¿Cuál es su función?

-Los usuarios tienen un e-mail donde pueden hacer cualquier consulta. Sobre todo les resuelvo dudas sobre los primeros mensajes: cómo enviar el primero, como seguir el contacto... Digamos que les ayudo a encontrar sus propias herramientas. Digamos que soy una guía solamente, porque toda la potencialidad es suya. Son ellos los que dan los pasos. El simple hecho de entrar en un portal, inscribirse y tener esperanza, eso es ya un paso im-portante.