CÁDIZ

El concejal de Limpieza confía en la buena voluntad de los propietarios

M. C./CÁDIZ
Actualizado:

El primer teniente de alcalde y encargado de Limpieza, Enrique García-Agulló, confía en la buena conducta de los ciudadanos para paliar problemas como el de los excrementos de perros en la vía pública.

A García-Agulló «le consta» que las multas se imponen -aunque por el momento ningún departamento del Ayuntamiento ha podido facilitar cifras- pero objeta que no puede haber policía local suficiente para vigilar a los dueños de los perros. Aprovechó la ocasión para quejarse por «la falta de policías nacionales y autonómicos».

Tampoco está previsto, por el momento, que estos desechos reciban un tratamiento aparte, como se hace en otras ciudades, para convertirlos en compost y destinarlo a abono.