A LA SALIDA. Fleurquin sólo habló sobre lo deportivo. / FRANCIS
Cádiz C.F.

Fleurquin no comparece en el juicio por agresión pero pide su absolución

Un letrado del club ofrece la versión del jugador por escrito V. M. Z. H. mantiene la versión escrita en su denuncia

Actualizado:

En la mañana de ayer se esperaba la asistencia del jugador del Cádiz, Andrés Fleurquin, en el Juzgado de Instrucción número 4 -sito en la Plaza San José de Cádiz- para declarar en un juicio de falta inmediata en la que V. M. Z. H. le acusaba de propinarle un puñetazo en el mediodía del viernes 13 de enero.

Durante el breve juicio, Fleurquin optó por no comparecer y otorgarle un poder de representación al abogado del club, Javier García Marichal. El letrado cadista entregó tanto al fiscal como al juez un pliego de descargo en el que el jugador ofrecía su versión de los hechos. Una versión que pueda que trascienda una vez que el juez emita la sentencia y argumente el procedimiento.

Por su parte, la parte denunciante mantuvo la misma versión que presentara en la denuncia del día de autos. Una postura que viene a recordar que el jugador del Cádiz se desplazó al establecimiento donde habitualmente trabaja V. M. Z. H. para exigirle la cantidad de 180 euros por la reventa de dos entradas del partido que disputaron el Cádiz y el Barcelona el pasado sábado 17 de diciembre. Dos localidades que el jugador les hizo llegar por mediación de una tercera persona. Ante esto, V. M. Z. H. tan sólo pudo entregarle 30 euros alegando al jugador que una de las entradas se le había extraviado y que la única que vendió tuvo que hacerla a un bajo coste porque el partido ya había comenzado. Siguiendo con el hilo de la denuncia, el medio centro charrúa exigió al aficionado que le saliera de su tienda para hablar. Acto seguido, el jugador le soltó un puñetazo según mantiene V. M. Z. H.

Ante la versión del denunciante, el fiscal acusa a Fleurquin de una falta por lesiones mientras que el abogado del uruguayo se opuso a lo que pide el fiscal y pide la absolución para su cliente.