CÁDIZ

Satisfacción entre los vecinos de San Carlos por la vigilancia policial de la movida

LA VOZ/CÁDIZ
Actualizado:

La asociación de vecinos de las murallas de San Carlos, ubicada en la zona donde se producen las concentraciones de jóvenes los fines de semana para practicar el botellón, ha asegurado que «hay más vigilancia y control policial».

En este aspecto, la asociación que preside Enrique Carril destaca también que «los posibles incidentes se producen en la Punta de San Felipe por ser un lugar de ocio donde exclusivamente hay pubs y discotecas».

Así, en la madrugada del pasado domingo se llegaron a registrar hasta cinco reyertas sin heridos en la punta, las cuales, según el presidente de San Carlos «no afectan a los vecinos, a no ser que los sucesos se trasladen fuera de este lugar».

Mayor tranquilidad

«Aunque sin una comodidad total, vivimos más tranquilos porque la vigilancia está muy bien y todo está más controlado», asegura el presidente de la entidad.

En este sentido, Carril señala que los vecinos «no me han expresado en los últimos tiempos ninguna queja al respecto». El portavoz vecinal, atribuye este hecho a la presencia de dos coches patrullas en la plaza de San Francisco, una de las que acoge el botellón.

Unas 6.000 personas se congregaron en las zonas de la movida del casco antiguo gaditano a lo largo de la noche del sábado y durante la madrugada del domingo, trasladándose muchos con posterioridad a la Punta de San Felipe, donde el dispositivo policial evitó que las cinco reyertas producidas tuvieran carácter grave.