La Tribu

Y Roberto

A don Roberto, como a otros muchos, más que su corazón, le latía el escudo del Sevilla

Antonio García Barbeito
Actualizado:

Entrañable, cariñoso, cercano, elegante, sereno, amable… Y más sevillista que el «Sánchez-Pizjuán». Pero sevillista de los que tienen la cartera por encima del corazón, de los que sacaban antes el dinero que el escudo. Y eso lo hizo cuando más falta hacía, cuando más lo necesitaba el Sevilla, su equipo, nuestro equipo del alma. El Sevilla FC era una Copa de la Uefa, y dos, y tres, y cuatro, y cinco. Y era una final, y otra, y otra, y otra… Y era un grito de la afición, y era la seda de algunas botas, y el roble de otras, y un estadio imponente, y balquirrojas señas de identidad, y un bombo europeo, y otro, y otro… Y Roberto. Sin

Antonio García BarbeitoAntonio García BarbeitoArticulista de OpiniónAntonio García Barbeito