Tres notas de educación

La Selectividad única es una excelente idea que, consecuentemente, no saldrá

Javier Rubio
Actualizado:

SUSPENSO. El caso de la familia que ha hecho guardia durante más de un día entero para asegurarse la plaza escolar de su hijo de tres años es un bochorno, se mire por donde se mire. No por los padres ni los abuelos, que con tanta paciencia como perseverancia han demostrado que su empeño por matricular a la criatura en el colegio de las Salesianas de la calle San Vicente era indesmayable. El bochorno viene por el método elegido para ocupar esas plazas que quedan libres: el primero que llega a una ventanilla con los papeles formalizados no puede ser un criterio válido en este mundo regido por la telemática. Toda la baremación y la lucha por los puntos, el

Javier RubioJavier RubioRedactor jefeJavier Rubio