Romance de los Llanos

Esta noche la Virgen del Rocío cogerá el camino que la lleva al paraíso con los ojos cerrados

Alberto García Reyes
SevillaActualizado:

Doñana se da la vuelta y pone el suelo en el cielo, cubre de flores de seda el coto del firmamento para ajardinar la senda por la que vendrá su anhelo desde el edén de la aldea hasta la flora del pueblo. Un vergel de rosas nuevas sembradas por sus ancestros ha puesto arriba la tierra y debajo el universo porque la mayor estrella, la del brillo más intenso, será una llama en la arena cuando esta noche el silencio encienda un mar de candelas para iluminar el tiempo de siete años de espera y proclame el romancero, al compás de la madera que cruje por los costeros, de la devoción más vieja que han conocido estos predios: la Blanca

Alberto García ReyesAlberto García ReyesArticulista de OpiniónAlberto García Reyes