Un paso sonoro en el Corpus

Tiene más de un siglo. Es un himno eucarístico: «Cantemosal Amor de los amores»

Antonio Burgos
Actualizado:

En esta ciudad ideal, soñada, de la mañana del Corpus, como ya estamos en verano, en una vieja Sevilla de chaquetas blancas, hoy Dios se echa a Cuerpo a la calle a la que dan sombra las velas de la Plaza y del Salvador. Le queda al Corpus y a su procesión algo de lo que fue: la fiesta grande de la primavera última de Sevilla, en los umbrales del verano, antes que inventaran la Feria. No sé si se han fijado, pero a mí me parece que a todos los que salen en el Corpus, por jóvenes que sean, se les pone cara de antiguos. Como esos niños perfectamente vestidos con sus chaquetitas azules, sus grises pantalones cortos, sus

Antonio BurgosAntonio BurgosArticulista de OpiniónAntonio Burgos