El burladero

No les queda ná...

Cuando ya se hayan apagado las velas del pastel y todos hayan marchado a casa, ellos saben que empieza lo difícil

Carlos Herrera
Actualizado:

No habrán de pasar más de dos o tres lunas antes de que conozcamos la composición del Gobierno de Moreno al frente de la Junta de Andalucía. Independientemente de los nombres que lo formen -digamos que no se esperan grandes sorpresas-, ese gabinete se enfrenta a un ramillete de desafíos capaz de asustar a cualquiera. Hay cosas que la ilusión y el vapor de estos días resultan incapaces de amortiguar, y casi todas pasan por desarmar y desalojar una estructura casi indesmontable: la que ha formado un partido político a lo largo de casi cuarenta años de ejercicio del poder en la confianza, ojo, de que difícilmente sería removido de sus estructuras.

Pero las dificultades también discurren por otro sendero:

Carlos HerreraCarlos HerreraArticulista de OpiniónCarlos Herrera