El mejor Corpus

De todas las Sevillas del Corpus ninguna mejor que la de ahora

Felix Machuca
Actualizado:

El tiempo es una máquina de comer insaciable que devora, como el mar, sin prisas ni ansiedades, los colosos acantilados con los que se encuentra, transformándolos en vagos recuerdos de lo que fueron. El Corpus que hoy celebramos es, en síntesis, eso de lo que les hablo. Quizás el festejo más potente que tuvo esta ciudad y que, poco a poco, fue devorándolo el tiempo hasta dejarlo en lo que es hoy. Una sombra de su grandeza. De aquel pasado remoto en el que la ciudad participaba embobándose con escenografías náuticas en algunas plazas y recreaciones pastoriles en sus calles principales, con piezas dramáticas en los teatros y danzas y músicas de negros y mulatos por las calles, nos quedan

Felix MachucaFelix MachucaArticulista de OpiniónFelix Machuca