LA TRIBU

Letras

El horror que hoy se estila en las sevillanas tendría que obligarnos a no salir de letras bien medidas, sin ripios ni penas de todo a cien

Antonio García Barbeito
Actualizado:

Con el cante por sevillanas tendría que pasar como con el flamenco, que se mantuvieran firmes los palos, que alguna vez apareciera con fuerza una creación —Marchena, Morente— y que las letras sólo se cambiaran para mejorar lo que hay. Y así como están las soleares de Alcalá, de Triana, de Cádiz; y la seguiriya de los Caganchos y la de Manuel Molina; y están las malagueñas de La Trini y de El Mellizo; y hay fandangos personales y fandangos de Alosno y de casi toda la provincia de Huelva, y fandangos de Almería; y todos los cantes que conocemos, tendríamos que conservar en las sevillanas todos los estilos que conocemos y sus letras tradicionales, como pasó, que durante muchísimos

Antonio García BarbeitoAntonio García BarbeitoArticulista de OpiniónAntonio García Barbeito