Pásalo

Juana Rivas

La causa industrial de género necesitaba una víctima y la crearon

Felix Machuca
Actualizado:

Ha debido ser el bosque de noticias últimas las que nos han impedido atender, con la debida aplicación, el torcido árbol del doloroso caso de Juana Rivas, justificando la sorprendente o caprichosa baja intensidad de respuesta que su desenlace judicial ha generado. El dictamen del tribunal ha tenido menos coro y vocerío que el que escuchamos durante su desarrollo. Quiero bañarme en ingenuidad barata para entender que las cosas han sido así, que las noticias han ensombrecido lo que hace unos meses ocupaba primeras planas de diarios, apertura de informativos radiofónicos y programas especiales en prime time sobre el caso de Juana Rivas. Aunque me temo que el silencio ambiental responde a otra consigna del lobby feroz que ha convertido

Felix MachucaFelix MachucaArticulista de OpiniónFelix Machuca