Jacarandas a María

Sevilla se viste con el hermoso violáceo de las jacarandas porque va con flores a María

Antonio Burgos
Actualizado:

Si en estos días en que la primavera ya ha asentado las plantas de sus pies en Sevilla como un torero sobre el albero del pisoplaza del Arenal hubiera, como el Jueves Santo, una ronda cual zaguanete de alabarderos que recorriera la ciudad en un rito lírico, seguro que les diría a los poetas al concluirla junto al magnolio de la Catedral:

-La ciudad está en flor, como corresponde a la festividad del Santo Rey que se avecina.

A mí me hizo mi ronda particular la jacaranda que veo desde la ventana de mi escritorio, una hermosura cuando dice «aquí estoy yo» y se cuaja de flores violáceas. Lo que ocurre es que mi jacaranda, como en su día mi

Antonio BurgosAntonio BurgosArticulista de OpiniónAntonio Burgos