Entrevista entre progres

Obama se dedica ahora a aquello a lo que tiene derecho: ganar dinero y exhibir su capacidad de influencia en el mundo

Carlos Herrera
Actualizado:

Obama, el Santo Negro, es el presidente norteamericano que todo progre -o no progre, me atrevería a decir- le desea a los estadounidenses de por vida. Es verdad que los lugareños de aquel gran país votan de forma autónoma -y en ocasiones inexplicable para los europeos y demás occidentales- y eligen a gente como Trump e ignoran a políticas de cartel progresista como Hillary. Obama, que es un político de notable estatura, verbo ilustrado y pose políticamente correctísima, se dedica ahora a aquello a lo que tiene derecho: ganar dinero y exhibir su capacidad de influencia en el mundo. Cuenta con su cartel progre, que no es poco, y la

Carlos HerreraCarlos HerreraArticulista de OpiniónCarlos Herrera